*Por iniciativa de Cosío Villegas, Lázaro Cárdenas ayudó a los exiliados de la Guerra Civil Española a llegar a México, y con ellos y con Alfonso Reyes Ochoa, entre otros muchos, se fundó La Casa Española, que después se convertiría en El Colegio de México


Daniel Cosío Villegas fue economista, historiador, sociólogo, politólogo y ensayista mexicano. Fue uno de los pocos críticos de Luis Echeverría  en los tiempos en que ejercía la presidencia de la República. Sus ácidos artículos en el periódico Excélsior destacaron sobre todo en tiempos de represión, esto molestó a Echeverría y lo hizo saber por distintos medios, por lo que Cosío Villegas consideró dejar de escribir.

El secretario de Educación Víctor Bravo Ahuja lo visitó y le dijo que su esposa le había pedido suplicara a don Daniel no dejar de escribir, a fin de cuentas la esposa de Bravo Ahuja resultó ser Echeverría mismo, quien de plano se bajó de su nube y le habló al historiador: Siga escribiendo.

Uno de sus libros que resultó un hito fue La sucesión presidencial (1975), en el cual explicaba varios tabúes sobre la presidencia de México que en su tiempo la retuvo el Partido Revolucionario Institucional (PRI). En 1976 publicó sus memorias que tardaron dos años en terminar. Fue enterrado, sencillamente, en el Panteón Jardín.

El gobierno quiso enviarlo a la Rotonda de los Hombres Ilustres, pero su viuda se negó. Por iniciativa de Cosío Villegas, Lázaro Cárdenas ayudó a los exiliados de la Guerra Civil Española a llegar a México, y con ellos y con Alfonso Reyes Ochoa, entre otros muchos, se fundó La Casa Española, que después se convertiría en El Colegio de México, del cual Cosío Villegas fue fundador y presidente.

Fundador del Fondo de Cultura Económica en 1934, del Colegio de México, de la Escuela Nacional de Economía y de El Colegio Nacional. En este año se creó un fideicomiso que ayudará a financiar los gastos que generaría.

En un principio la idea era publicar libros de economía para los estudiantes de Economía a nivel superior. En 1935 publica los dos primeros libros de economía: El dólar plata, de William P. Shea y Karl Marx, de Harold Laski.

Posteriormente fue ampliando la variedad de títulos y en 1939 publicó varios títulos de Ciencias Políticas e Historia.

La imagen emblemática de la editorial fue creada por José Moreno Villa, poeta y escritor nacido en Málaga en 1887 y muerto en México en 1955, donde vivió cerca de dieciocho años como refugiado de la Guerra Civil.

En 1943 inicia publicaciones filosóficas.  A  finales de los años cuarenta y el inicio de los años sesenta se consolidan diversos proyectos editoriales: aparecen los primeros Breviarios, títulos de Vida y pensamiento de México, la colección Popular y la emblemática Letras Mexicanas, y se inaugura nuestra primera librería, hoy llamada Daniel Cosío Villegas.

En Argentina en 1945 se funda la primera filial, en 1963 en España, y en la actualidad tiene presencia en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Perú, España y Estados Unidos. Próximamente se abrirán librerías en Cuba y Bolivia.

La variedad de publicaciones la ha hecho una editorial de nombre Internacional y su política actual es incorporar a la sociedad a la lectura con precios accesibles.

El cambio de formas de comunicarse de la sociedad antepone necesidades de renovación, por lo que la era digital llegó a los libros y ello a la renovación. Poniendo así de manera  disponible una página para acercarnos a ver las publicaciones.

Hoy en día el Fondo de Cultura Económica es una de las editoriales del Estado Mexicano más importantes de América Latina y hoy cumple 86 años.