*Los asaltantes amagaron a los empleados, cerraron la gasolinera y desmantelaron el cajero.

Redacción

Otro País Noticias, México, 24 mayo de 2018.-Una camioneta funeraria fue utilizada por un grupo armado que robó un cajero automático de una tienda de conveniencia de la cadena Go Mart, ubicada en la delegación Tlalpan, en la Ciudad de México.

El hecho ocurrió el martes, alrededor de las 3:15 horas de la madrugada, luego de que entre ocho y 10 sujetos amagaron a las personas que se encontraban en una gasolinera y en la tienda contigua, ubicadas en Anillo Periférico Sur, número 4991, en la colonia Arenal Tepepan.

Los ladrones amenazaron con sus armas a los despachadores de la gasolinera y a tres repartidores de una empresa refresquera para que entraran al Go Mart, y tras someter a la encargada de la tienda, a todos los llevaron al baño del lugar, donde los amordazaron con cinta canela y les amarraron las manos con las agujetas de sus propios zapatos.

Para que los automovilistas pensaran que no había servicio y no se detuvieran a cargar combustible, los delincuentes bloqueeron las estaciones de la gasolinera con trafitambos.

En ese momento, el grupo armado empezó a desmantelar el cajero automático del banco HSBC que estaba en la tienda, y después de unos 20 minutos emprendió la huida.

Uno de los empleados logró desamarrarse, desató a sus compañeros y

Después de que los empleados de la gasolinera, la tienda y la refresquera dejaron de escuchar ruidos, uno de ellos logró desamarrarse, desató a sus compañeros y llamó al 911 para reportar lo que había pasado.

Los afectados indicaron a las autoridades que para el robo, el grupo armado utilizó una motocicleta color plata, un taxi de la Ciudad de México y una camioneta tipo Suburban negra, con logotipos de una funeraria.

Se cree que la camioneta fue el vehículo que utilizaron los ladrones para transportar el cajero automático del banco HSBC.

Al lugar llegaron paramédicos, para atender a una despachadora que fue golpeada; policías preventivos, y el representante jurídico de la empresa bancaria, quien posteriormente fue al Ministerio Público, para que investigue lo sucedido y encuentre a los responsables.