* Rinde resultados el Programa de Canje de Armas, por ello hay que mantenerlo, dice el gobernador

* La coordinación de esfuerzos entre los diferentes órdenes de gobierno y las autoridades militares arrojan resultados

Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 13 de marzo de 2018.- En el marco de la Ceremonia de Destrucción de Armamento, donde se inutilizaron mil 33 armas, 42 granadas, ocho cargadores y mil 907 cartuchos, el gobernador Héctor Astudillo Flores expresó su reconocimiento por los resultados de este programa a través del decomiso y del canje de armas; “esto es una muestra, por la gran cantidad de armas que observamos, que hay resultados”, dijo.

En la explanada del 56 Batallón de Infantería de Cumbres de Llano Largo, durante su mensaje, el mandatario guerrerense precisó: “Estoy absolutamente convencido que uno de los problemas que generan los hechos delictivos cotidianos en el estado, se deben a la gran cantidad de armamento que hay y un programa como este tiene el objetivo de disminuir todos los riesgos que causa tener una arma en la casa o en algún lugar específico, por ello vale la pena continuar con este programa”.


Durante la ceremonia en la que las partes de madera y plástico serán incineradas y las metálicas sepultadas en cemento, el Ejecutivo estatal destacó la importancia que tiene el trabajo de coordinación, pues éste representa mejores resultados, “con intercambio de información para tener acciones más concretas y que se reditúen en mejorar la condiciones en las siete regiones”.

* Comenzaron a ser destruidas más de mil armas, cerca de dos mil cartuchos y más de 40 granadas

En la firma de constancia de destrucción que efectuó el gobernador y el comandante de la Novena Región Militar, Astudillo Flores agradeció y otorgó su más amplio reconocimiento a las fuerzas armadas, especialmente a la Secretaría de la Defensa Nacional, representada en su carácter de comandante de la Novena Región Militar, por el general Javier Jiménez Mendoza, “a quien solicito haga extensivo nuestro saludo y agradecimiento al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, por el compromiso con el estado de Guerrero, al igual que los presentes”.

A nombre de las autoridades militares, el comandante de la 27 Zona Militar, Eufemio Alberto Ibarra Flores, manifestó que una de las prioridades del gobierno es que los mexicanos vivan en paz, en un entorno de tranquilidad, por ello la implementación de políticas públicas destinadas a prevenir y disminuir los factores de riesgo, a través de programas de este tipo, que buscan la coordinación entre las autoridades civiles y militares, junto con la sociedad civil organizada y la población.

* La ceremonia se efectuó en la explanada del 56 Batallón de Infantería

Por ello, reconoció la participación del gobierno que encabeza Héctor Astudillo en este trabajo, en el que se busca brindar mayor seguridad a los guerrerenses. “Expresamos nuestro reconocimiento al gobierno estatal por su excelente disposición para unirse a esta causa en común para que Guerrero y sus municipios sean más seguros y atractivos para la inversión de los empresarios y el turismo”.

Enseguida, el mandatario y las autoridades castrenses realizaron la destrucción de este armamento. De acuerdo con lo informado, se destruyeron 373 armas cortas y 658 largas; de éstas, 18 armas cortas, tres largas, 42 granadas, 11 cargadores y mil 907 cartuchos fueron entregados por parte de la población a través del Programa de Canje de Armas, mediante el cual la ciudadanía llevaba su armamento a los diferentes puntos instalados por el Ejército y a cambio recibía algún beneficio económico o en especie.

En tanto que el resto, es decir, 355 armas cortas y 655 largas, fueron resultado del decomiso en diversas acciones de las autoridades.

Posteriormente, la destrucción se llevó a cabo de acuerdo al tipo de material, las partes de madera y plástico incineradas, mientras que las partes metálicas serán enterradas en cemento.

Estuvieron presentes en este evento el vicealmirante Diplomado del Estado Mayor Naval, Santiago Jorge Morgado Gómez, en representación del comandante de la Octava Región Naval, almirante Eduardo Ledezma Abaroa; el comandante del 56 Batallón de Infantería, José Mario Vega Hernández; el coordinador operativo de la Policía Federal División Gendarmería, Hipólito Carreño Lino; el diputado local Eduardo Cueva; el presidente del Tribunal de Justicia de Guerrero, Alberto López Celis; el comandante de la 35 Zona Militar, José Francisco Terán Valle; el secretario de Seguridad Pública del estado, Pedro Almazán Cervantes, y el representante de la Fiscalía, José Antonio Bonilla, entre otros.