*El atentado dejó dos heridos, informó la Fiscalía de Nuevo León

Otro País Noticias, Monterrey (México), 8 de febrero.- Un grupo de hombres armados y encapuchados sacaron este viernes a los empleados del restaurante El Gran Pastor, uno de los más conocidos de la ciudad mexicana de Monterrey, rociaron gasolina en su interior y le prendieron fuego, atentado que dejó dos heridos, informó la Fiscalía de Nuevo León.

“Antes de las siete de la mañana se registró el incendio. Llegaron tres personas a las seis y media de la mañana. Ya había personas obviamente dispuestas a abrir el restaurante, no había comensales. El saldo al momento son dos personas lesionadas”, precisó el vicefiscal estatal Luis Orozco.

“Estas personas portaban contenedores con combustible y los rociaron en el restaurante en el área de la barra. Le prendieron fuego y salieron por la puerta principal”, indicó en declaraciones a la prensa, y atribuyó el ataque a algún grupo del crimen organizado con la intención de dejar un “mensaje”.

Orozco destacó que el restaurante El Gran Pastor, que ofrece cabrito, el platillo típico de esta ciudad norteña, ya tenía amenazas; sin embargo, para no entorpecer las investigaciones el hecho no se había dado a conocer.

Además, el local ya había sufrido otro atentado, ya que hace menos de un año el gerente fue sacado del negocio y asesinado por un grupo de hombres armados.

El ataque de este viernes, presuntamente perpetrado para forzar el pago de extorsiones, fue muy similar al ocurrido en agosto de 2011 contra el Casino Royale, donde fallecieron 52 personas.

Monterrey y su zona metropolitana, donde habitan 4,5 millones de personas, ha registrado en los últimos tiempos un incremento de la violencia, similar al que sufrió en sus peores años -2010, 2011 y 2012-, cuando promedió más de 2.000 asesinatos por año.

Como parte de esa violencia en días pasados se han abandonado unos 10 contenedores afuera de cárceles y otros lugares con cuerpos descuartizados y mensajes contra policías y grupos rivales del crimen organizado.

También han ocurrido atentados con armas de grueso calibre contra cuarteles de la policía estatal de Nuevo León, llamada Fuerza Civil, y contra algunas de sus patrullas en las que se desplazan policías militares. (EFE)