*Los daños de Harvey se comparan ya con los del huracán Sandy, que golpeó el noreste de Estados Unidos en 2012 y dejó 36 mil millones de dólares en daños
Otro País Noticias, Miami, 29 de agosto de 2017 (Notimex).- Los daños causados por el huracán Harvey en Texas se calculan ya entre 36 mil y 50 mil millones de dólares, según algunas aseguradoras, en un primer estimado que podría incrementarse, pues la tormenta todavía azota la zona.

La aseguradora Hanover Red y la firma Goldman Sachs estiman los daños en 36 mil millones y 30 mil millones de dólares, en forma respectiva, mientras que Moody’s Analytics calcula que la cifra se ubica entre 40 y 50 mil millones.

Según Mody’s, una parte de las pérdidas se refiere a perjuicios en transacciones comerciales, como la venta de casas o de gas, mientras que la otra parte corresponde a daños en propiedades.

Los daños de Harvey se comparan ya con los del huracán Sandy, que golpeó el noreste de Estados Unidos en 2012 y dejó 36 mil millones de dólares en daños, mientras que Katrina, que afectó a Nueva Orleans en 2005, causó pérdidas por 80 mil millones de dólares, según Hanover Red.

Sin embargo, el grupo de investigación del Instituto de Información sobre Seguros estima que los daños causados por Harvey, sólo por inundaciones, podrían igualar los 15 mil millones de dólares en pérdidas que dejó Katrina, de acuerdo con el canal Fox Business.

Se prevé que los daños causados por Harvey todavía aumentarán, debido a que azota una zona llena de refinerías en la costa del Golfo, lo que se traduce en precios más altos de los combustibles, al margen de la afectación que ocasiona al transporte de productos de consumo.

Harvey, que golpeó la costa texana como un huracán de categoría 4, posiblemente afecte durante meses la economía del sur de Texas, aunque se espera que la zona se recupere con la ayuda de los pagos de seguros y los fondos de apoyo del gobierno para la reconstrucción

Hasta ahora, el huracán más devastador que ha golpeado Estados Unidos es Katrina, con daños por 180 mil millones de dólares, seguido por Sandy de 2012, con 70.2 mil millones de dólares, luego Andrew (Florida-1992) con 48 mil millones.

En cuarto lugar se ubica Ike (Texas-2008), con 35 mil millones, y en quinto Iván (Florida-Alabama-2004) con 27 mil millones, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.