*El próximo titular de la SCT advierte que la nueva terminal de Texcoco es cara y su operación incompatible con Santa Lucía y el aeropuerto “Benito Juárez”.

Otro País Noticias, México, 11 de octubre (Notimex).- Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, afirmó que, de acuerdo con estudios internacionales, el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México y la Base Aérea de Santa Lucía son compatibles, lo que no ocurre con la terminal aérea que se construye en Texcoco.

Además, afirmó que el costo de la obra se ha elevado hasta alcanzar los 285,000 millones de pesos y podría concluirse hasta 2024.

En conferencia de prensa en las escalinatas de la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, Jiménez Espriú precisó que luego de analizar un estudio de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), el próximo gobierno considera dos opciones:

La primera es continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, considerando costos extras para urbanización y vialidades que trasladen a los usuarios hasta ese lugar, incluida la posibilidad de una nueva línea del Metro y el cierre de la actual terminal aérea y la Base Militar de Santa Lucía, por ser incompatibles con ese proyecto.

La segunda opción es suspender la construcción en Texcoco, “hacer una cirugía mayor” al aeropuerto “Benito Juárez”, ordenar un estudio que tardaría cuatro meses para construir dos pistas en Santa Lucía y sumar la ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional de Toluca, en el Estado de México.

El próximo secretario subrayó que la consulta pública que se realizará del 24 al 28 de octubre próximos se aplicará en 573 municipios con la instalación de 1,076 urnas, lo que abarcará 80% de la población nacional y se añadirá una encuesta domiciliaria para la cual ya se elaboran las preguntas, que se realizaría el sábado 27 y domingo 28 de este mes.