*Muñoz Ledo hizo un recuento de los momentos cruciales en la historia política y electoral del país.

Otro País Noticias, Ciudad de México, 1 de septiembre de 2018.-El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que hoy se consuma la transición democrática iniciada hace 30 años por una ciudadanía emergente, sus organizaciones y la oposición política al antiguo régimen.

En la apertura del Primer Periodo Ordinario de Sesiones de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión, el también diputado por Morena expresó: “pretendemos que el Poder Legislativo sea motivo de honor y no de vergüenza para nuestros compatriotas”.

 

8Agradeció la presencia en el recinto del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, y de la magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine Madeline Otálora Malassis.

Agregó que en gran medida gracias a la solidez que han alcanzado esas instituciones, se han celebrado, después de muchos años, los primeros comicios libres, auténticos y universalmente reconocidos, “el anhelo ancestral de los mexicanos por el sufragio efectivo”.

“Decía el maestro Jaime Torres Bodet, que hay leyes que están escritas no sólo con tinta, sino también con sangre. Es el caso por antonomasia de las normas electorales y de representación política que logramos, merced a perseverantes manifestaciones y arduas negociaciones”, resaltó.

Muñoz Ledo recordó que un día como hoy, en 1988, “surgió aquí el primer reclamo parlamentario de cara al Ejecutivo federal en contra del grotesco fraude electoral, perpetrado y cometido por el gobierno”, y añadió que “tiempo después tuvieron que incinerar las urnas y las boletas para desintegrar el cuerpo del delito, dañando significativamente este edificio”.

Afirmó que a merced de intensas luchas y sacrificios, en 1997 se logró instalar por primera vez una Cámara de Diputados con mayoría de oposición al partido gobernante, “respiro democrático que fue anulado poco

 después por la frivolidad política y la entronización de la partidocracia”.

“Vivimos hoy la refundación de la República. El pueblo de México nos ha otorgado a todos sus representantes el mismo mandato, aunque en funciones diferentes: la cuarta transformación del país, desde el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, hasta el más modesto de los servidores públicos”, destacó.

El legislador federal subrayó que la tarea es la de reconstruir las instituciones nacionales, conforme a principios de austeridad, honestidad, transparencia, rendición de cuentas e integridad política.

Sostuvo que este es un parlamento abierto a las necesidades y a la participación de la gente. “Aquí tendrán cabida todas las demandas, pero no se perseguirá protesta alguna”.

“Iniciamos un régimen distinto, basado en la búsqueda incansable del consenso, porque deseamos llevar al país a un estadio superior de convivencia plural, inclusión social y pleno ejercicio de la soberanía popular”, sostuvo.

Advirtió que la reconciliación es un método para construir juntos, pero no un subterfugio para olvidar. “Nadie puede abolir la historia, ejercemos tanto el derecho a la memoria como el don de la tolerancia y acatamos el imperativo de la justicia. Esta es la hora cero de la nueva República”. (Notimex)