Ante los efectos psicológicos que puede causar la pandemia de COVID-19, el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz llamó a la población a buscar atención médica, además de poner en práctica una serie de recomendaciones.

A través de un mensaje difundido en su cuenta de Twitter @INPRFM, explicó que los efectos psicológicos que puede causar la pandemia pueden ser ocasionados por diversas situaciones.

Éstas incluyen empeoramiento de las condiciones de vida, como pérdidas económicas, desintegración social y desempleo; desestructuración familiar; aislamiento social por discriminación, distancia social y división comunitaria e impacto directo de los eventos traumáticos.

Ante ello, recomendó mantenerse ocupado en actividades que generen bienestar, colaborar en tareas del hogar, y tomarse tiempo para relajarse, hacer ejercicio de manera regular y dormir lo suficiente; así como establecer comunicación continua y óptima con una red de apoyo.

También exhortó a reconocer y respetar las diferencias en las reacciones que las demás personas tienen ante esta situación, debido a que “algunas necesitan hablar mientras otras necesitan tiempo a solas”; y limitar la sobreinformación, en todo caso buscar fuentes actualizadas.

Además de vigilar la presencia de síntomas de ansiedad o depresión “recordando que si estos son constantes (todo el día), muy intensos y dificultan la capacidad para llevar a cabo tus actividades debes buscar atención”.