*Más de 20 miembros del cártel de Sinaloa o el cártel de los Beltrán Leyva son o han sido juzgados en Chicago.

Foto: Yuri Cortez / AFP

AFP. Ciudad de México. 17 de junio de 2020.- Un exlíder del cartel de Sinaloa, hombre de confianza de Joaquín «Chapo» Guzmán, se declaró no culpable de narcotráfico este martes ante un juez de Chicago, días después de ser extraditado desde México, informó la justicia estadounidense.

Felipe Cabrera Sarabia, alias “El Inge” (o “El Ingeniero”), de 50 años, fue inculpado de tres delitos vinculados a la distribución de heroína y cocaína en Estados Unidos, precisó la fiscalía del distrito norte de Illinois.

Según el gobierno mexicano, Cabrera fue responsable de las operaciones del cártel de Sinaloa en el estado de Durango y el sur del estado de Chihuahua, además de haber sido jefe de seguridad del Chapo Guzmán.

Si es hallado culpable, puede ser condenado a una pena máxima de cadena perpetua.

Cabrera fue detenido a fines de 2011. Las autoridades mexicanas dijeron entonces que era responsable de “múltiples actos de violencia tales como inhumaciones clandestinas, secuestros, extorsiones, quema de negocios y casas”.

Fue extraditado a Estados Unidos el 12 de junio, y permanece en la cárcel tras declararse no culpable ante la jueza federal María Valdez en un tribunal de Chicago.

Cabrera es acusado de conspirar con otros miembros del cártel de Sinaloa (también conocido como Cártel del Pacífico) al menos desde 2005 hasta 2008 para transportar múltiples toneladas de drogas a Estados Unidos.

“El Inge” lideraba una célula del cártel creada por tres de sus hermanos. Uno de ellos, Luis Alberto Cabrera, alias “el Arqui” (El Arquitecto), fue abatido por militares mexicanos en 2012.

Más de 20 miembros del cártel de Sinaloa o el cártel de los Beltrán Leyva son o han sido juzgados en Chicago.

La investigación ha resultado en la incautación de 30,8 millones de dólares, 11 toneladas de cocaína, 265 kg de metanfetaminas y 78 kg de heroína, precisó la fiscalía.

El Chapo Guzmán, exjefe del cártel de Sinaloa y uno de los mayores narcotraficantes del mundo, fue sentenciado a cadena perpetua en julio por traficar cientos de toneladas de cocaína y otras drogas a Estados Unidos, luego de un histórico juicio de tres meses en Nueva York.