*Se trata de la segunda denuncia en menos de 24 horas contra Lula y Rousseff, quienes la víspera fueron acusados de asociación ilícita junto a otros miembros del Partido de los Trabajadores

Otro País Noticias, Sao Paulo, 6 de septiembre de 2017 (EFE).- La Fiscalía brasileña denunció hoy a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff por supuesta obstrucción a la justicia, tan sólo un día después de presentar una acusación contra ambos por asociación ilícita.

La denuncia ofrecida por el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, está relacionada con el nombramiento de Lula como ministro en 2016, meses antes de que Dilma Rousseff fuera destituida por el Congreso por irregularidades en las cuentas públicas.

La acusación fue presentada ante el Supremo, ya que el fiscal considera que, aunque ninguno cuenta con foro privilegiado, el caso está relacionado con la denuncia presentada el martes por asociación ilícita.

La nueva acusación se remite a hechos ocurridos en marzo de 2016, cuando Rousseff juramentó a su padrino político como ministro de la Casa Civil, lo que le dio fuero privilegiado y le permitió huir de las garras de la justicia común.

El nombramiento fue interpretado por la oposición como un intento de Rousseff por impedir un posible arresto de Lula, investigado por corrupción, antes de asumir su condición de ministro.

Días antes del nombramiento, el juez Sergio Moro autorizó la divulgación de unos audios de una conversación entre Rousseff y Lula, donde parecían sugerir supuestas maniobras de la mandataria para influir en favor de su nuevo ministro.

Se trata de la segunda denuncia en menos de 24 horas contra Lula y Rousseff, quienes la víspera fueron acusados de asociación ilícita junto a otros miembros del Partido de los Trabajadores (PT), entre ellos la senadora y presidenta de la formación, Gleisi Hoffmann.

De acuerdo con Janot, entre 2002 y 2016 los acusados “integraron y estructuraron una organización criminal, con actuación durante el periodo en que Lula y Dilma Rousseff sucesivamente fueron titulares de la Presidencia de la República, para cometer una miríada de delitos, en especial contra la administración pública”.

Rodrigo Janot ha reiterado que lanzará “flechas” contra políticos salpicados por corrupción hasta el día en el que deje su mandato como fiscal general, lo que está previsto ocurra el próximo 17 de septiembre, cuando será sustituido por Raquel Dodge.