*La exposición “La invención de la memoria” aborda la importancia de la fotografía en el quehacer arqueológico

La noche de este miércoles, el Museo Nacional de Antropología inaugurará la exposición La invención de la memoria. Fotografía y arqueología en México, la cual estará abierta a los visitantes hasta el próximo 8 de marzo de 2020.

La muestra, que reúne 201 fotografías de 22 autores identificados y otros desconocidos, algunas originales y otras impresiones contemporáneas —pertenecientes, en su mayoría, a colecciones de Arte & Cultura Grupo Salinas, así como al Museo Nacional de Antropología, entre otras instituciones— presenta un recorrido por 150 años de desarrollo de la arqueología y de su registro institucional en el país, que se dio a partir de la llegada de exploradores extranjeros como Désiré Charnay (1828-1915) y Teoberto Maler (1842-1917).

En conferencia de prensa, el curador de la exposición, Mauricio Maillé, señaló que es la primera exposición que reflexiona sobre la relación existente entre la fotografía y la arqueología en el país: “es un primer esbozo, hay mucho por investigar y seguir trabajando; esto abre un campo de conocimiento en el cual desearía seguir, pero también abre camino para futuros investigadores en esta profunda relación”.

Explicó que el recorrido museográfico está dividido en cinco núcleos temáticos —Maleza entre ruinasDevelando el pasadoMusa precolombinaCuestión de escala y Del objeto sagrado a la obra de arte—, los cuales destacan el valor del trabajo que los exploradores y fotógrafos han realizado: ello hoy en día permite reconocer el legado material de las culturas antiguas de nuestro país.

En su intervención, el director del Museo Nacional de Antropología (MNA), Antonio Saborit, señaló que quizás las fotografías sean los elementos menos apreciados en los museos, pues “la mayor parte de ellos cuenta con un importante acervo, pero, al parecer, les es poco relevante para la actividad pública y, sin embargo, son centrales por la construcción cotidiana de saberes”.

“En eso y otras tareas nos ayudan las fotografías en los museos y por eso existen colecciones que se han ido formando de manera accidental. Son centrales para la vida de un museo. Tenemos que hacer etnografía con nuestras colecciones fotográficas y este es un ejercicio de entender a la fotografía en las ventanas abiertas a través de esta exposición, pues permite apreciar lo que nos ha dado la imagen desde hace ya varias décadas”, apuntó Maillé al reflexionar sobre el sentido de la exposición.

En tanto, Sergio Vela, director de Arte & Cultura Grupo Salinas, apuntó que con el concepto de La invención de la memoria “queremos dar a entender lo siguiente: a partir de la imagen captada y preservada a través de la técnica y el arte fotográfico, se logra entablar una reflexión sobre nuestro pasado, con el cual nos identificamos.