*La Unidad de Inteligencia Financiera detalló que en el país operan 19 organizaciones criminales de alto impacto; durante el sexenio pasado, ocho grupos delictivos regionales incrementaron su capacidad.

Fuente: Excelsior

Las organizaciones criminales de alto impacto que operan en México generaron ganancias estimadas en más de un billón de pesos entre 2016-2018.

De acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, en el país existen 19 grandes grupos delincuenciales, de los cuales dos tienen carácter supranacional: el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel del Pacífico.

Santiago Nieto, titular de la UIF, aseveró que la delincuencia organizada es la principal amenaza de seguridad en materia de lavado de dinero, por lo que uno de los ejes principales para combatirla es el ataque a sus estructuras financieras.

Al presentar el informe sobre Evaluación Nacional de Riesgos y Estrategia Nacional de Combate al Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, Nieto Castillo destacó que durante la administración pasada ocho organizaciones regionales crecieron. Entre éstas destacan el cártel de la Unión Tepito, en la Ciudad de México, y Los Guerreros Unidos, en Guerrero.

La estrategia del gobierno federal contra la delincuencia organizada consta de cinco ejes: combatir a sicarios y líderes; atacar sus estructuras financieras para su expansión; contrarrestar la corrupción política en los ámbitos locales; hacer frente a la protección jurídica y policiaca, y disolver la protección que muchas veces tienen de su base social.

Cárteles ganaron más de $1 billón

Dos de ellas son de carácter supranacional: los de Jalisco Nueva Generación y del Pacífico.

En México operan 19 organizaciones criminales de alto impacto, dos de ellas de carácter supranacional: los cárteles de Jalisco Nueva Generación y del Pacífico.

Éstas han generado ganancias estimadas en más de un billón de pesos, informó el titular de la Unidad de Investigación Financiera de Hacienda, Santiago Nieto.

Al presentar el informe sobre Evaluación Nacional de Riesgos y Estrategia Nacional de Combate al Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, el funcionario delineó a la delincuencia organizada como la principal amenaza de seguridad en materia de lavado de dinero.

“Durante la última administración federal vimos el crecimiento de ocho organizaciones de carácter regional: el Cártel de la Unión Tepito y el Cártel de Tláhuac, en la Ciudad de México; Los Viagras, en Michoacán, y el Cártel del Noroeste, en Tamaulipas, además del Cártel Independiente de Acapulco, Los Rojos y Los Guerreros Unidos, en Guerrero, entre otros”, dijo Santiago Nieto.

Señaló que la estrategia para combatirlos camina sobre cinco ejes: combate a los sicarios y líderes de los cárteles; atacar sus estructuras financieras para su expansión; combate a la corrupción política en los ámbitos locales, así como el hacer frente a la protección jurídica y policiaca, y, finalmente, el disolver la protección que muchas veces tienen de su base social.

“Hoy, con información del Consejo de la Judicatura Federal, de la Fiscalía General de la República, incluyendo el número de denuncias, entre otras instancias de la UIF, se presenta un monto estimado de un billón de pesos entre 2016 y 2018 de ganancias de los grupos delictivos”.

En el caso particular del Cártel de Santa Rosa de Lima, Nieto Castillo recordó que entre 2019 y 2020 se bloquearon más de un centenar de cuentas que involucraban a 99 personas físicas y morales que fue lo que permitió la detención de José Antonio “Y”, El Marro.

Señaló que, pese a que durante el sexenio pasado se abatió a 117 de los 122 líderes de la delincuencia organizada, no fue suficiente para desmantelarlos.

En este sentido, Nieto adelantó que preparan un cuarto golpe financiero a otro grupo criminal con lo cual se pretende debilitar su estructura operativa, aunque por el sigilo de la operación no mencionó el nombre de la organización.

DESAPARICIÓN DE SUBSIDIOS
Los integrantes de la Cámara de Diputados deben rectificar la desaparición del subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en materia de Seguridad Pública en Municipios y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México (Fortaseg).

La petición fue planteada mediante una carta enviada a legisladores por parte de siete gobernadores, 32 alcaldes, representantes de 50 organizaciones de la sociedad civil en materia de seguridad y medio centenar de ciudadanos.

En la misiva se argumentó que en el Proyecto de Presupuesto para 2021, además de la desaparición del Subsidio, el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun) tiene una reducción de 4.6 por ciento.

“Dichos fondos constituyen las principales fuentes de financiamiento para apoyar a estados y municipios a llevar a cabo labores de seguridad a nivel local, profesionalizar a las policías, pagar salarios, mantener los centros de llamadas de emergencia y adquirir insumos tales como chalecos, armas o uniformes. Además, sirve para efectuar programas de prevención.