*Más del 50 por ciento de la deuda con CFE corresponde a la administración municipal anterior.

Otro País Noticias, Ciudad de México, 17 de diciembre de 2018.- Con el objetivo de buscar un mecanismo para darle solución al adeudo de alrededor de 580 millones de pesos que la Capama tiene con la Comisión Federal de Electricidad, el gobernador Héctor Astudillo Flores se reunió con el titular de esa dependencia, Manuel Bartlett Díaz.

Acompañado de la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, el Ejecutivo guerrerense expresó que es su interés que los acapulqueños tengan acceso al servicio de agua potable.

En ese sentido se reunieron por más de una hora para plantear una alternativa de solución a este adeudo, ya que al dejar de operar los sistemas de captación Papagayo 1 y 2 de la Capama, más de 600 mil acapulqueños dejaron de recibir el vital líquido.

Cabe recordar que más del 50 por ciento de la deuda con CFE corresponde a la administración municipal anterior.