*Va “requete bien” la planeación del gasto y alcanzará para los programas sociales y hacer universal la pensión para adultos mayores, informó el próximo titular de Hacienda.

Otro País Noticias, México, 3 de septiembre (Notimex).- Al afirmar que en materia de presupuesto hay “mucho mayor margen de lo que se piensa”, el futuro secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, confirmó que la pensión para adultos mayores en el próximo gobierno será universal.

“Hasta los más ricos podrán cobrarla”, aseguró en conferencia de prensa, en la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Allí afirmó que en materia presupuestal hay más recursos de lo que se cree, pues el presupuesto inercialmente aplicado hasta ahora no permite mayor margen. Sin embargo, con una distribución más cuidada y con ahorros en temas como corrupción y en programas innecesarios, se puede tener mayor margen.

Precisó que el trabajo de planeación del presupuesto va “requete bien” y, por lo tanto, el documento podría ser enviado al Congreso antes de la fecha que marca la ley.

Urzúa Macías recordó que el gobierno que inicia el 1 de diciembre próximo tiene hasta el 15 de diciembre para entregar el presupuesto, lo cual no generaría presiones macroeconómicas, aunque tampoco descartó que se pudiera presentar antes.

El futuro secretario de Hacienda afirmó que el margen de maniobra real es mucho mayor de lo que se cree y confió en que el presupuesto alcanzará para todos los programas sociales sin problema.

Incluso, reiteró que el programa de pensión para adultos mayores será universal, para todos aquellos que tengan 68 años o más y, en el caso de los indígenas -cuya esperanza de vida es menor- desde los 65 años en adelante.

Es decir, se levantarán las restricciones que existen hoy respecto a otros programas sociales o a ingreso: “Hasta los más ricos podrán cobrarla”, indicó.

Respecto al porcentaje del presupuesto que se destina a infraestructura, dijo que hoy se ubica en menos de 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cuando lo ideal sería que alcance el 5 por ciento.