Jorge Meléndez Preciado

De forma  inopinada, en el Senado de la República se aprobó de manera unánime la tan cuestionada  Guardia Nacional. Para llegar a esa convergencia, los legisladores de Morena, encabezados  por Ricardo Monreal, tuvieron que ceder en una serie de planteamientos que estaban en la iniciativa de López  Obrador los cuales daban el mando a las fuerzas armadas. Afortunadamente se tomó en cuenta las observaciones de la oposición, aunque más de los organismos internacionales defensores de derechos humanos y de muchos colectivos, en especial el de #SeguridadSinGuerra, encabezado por Alfredo Lecona.

La coincidencia muestra, una vez más, que se pueden sacar adelante  una serie de acuerdos si el camino se transita sin descalificaciones, sobresaltos y necedades. Algo que es importante para los diferentes actores políticos y la sociedad toda. Ello porque la consulta que está planteada este fin de semana acerca de la termoeléctrica en Huexca, es un error máxime si uno de los opositores, Samir Flores, fue asesinado el miércoles 20 de febrero  y hubo una protesta el viernes 22 en Palacio Nacional debido a que hay una decena de homicidios contra periodistas y defensores de la tierra.

En el caso de la Guardia Nacional, el mando será civil, las fuerzas armadas estarán en operación cinco años en tanto se construye el organismo adecuado, los delitos que cometan los militares serán juzgados por instancias ciudadanas, las autoridades de todas las órdenes serán quienes hagan la petición para que acudan las fuerzas represivas, estas no podrán intervenir arbitrariamente y, en fin, existirá  mayor orden, un marco normativo y las operaciones recaerán en la secretaría de Seguridad Pública, o sea, a cargo de Alfonso Durazo, en estos momentos.

El paso dado, con el elogio a los senadores por parte de López Obrador, abre la puerta para que otras cuestiones de gran importancia puedan llevarse a cabo  entre todos y no únicamente por algunos notables. Ojalá la política, en serio, vayan abriéndose paso en esta Cuarta Transformación, en lugar de la imposición y la intolerancia.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44