Otro País Noticias, Washington, 22 agos (EFE).- Los restos de algunos marineros estadunidenses que viajaban a bordo del Scott Swift que colisionó ayer lunes cerca de Singapur, fueron hallados en compartimentos sellados del navío, informó hoy el general Scott Swift, del Comando Pacífico de Estados Unidos.

Diez marineros desaparecieron en el incidente, pero Swift señaló que es “prematuro decir cuántos y cuál es el estado de esos cuerpos recuperados”.

En una rueda de prensa en Singapur, el general indicó que la Armada de Malasia, que también ha estado involucrada en la búsqueda, ha localizado “potenciales” restos y está trabajando para confirmar e identificar los cuerpos encontrados.

El buque de la Marina sufrió daños significativos en su casco cuando colisionó con el Alnic MC, un petrolero de 30.000 toneladas que navegaba bajo la bandera de Liberia.

Además de los diez desaparecidos, hay cinco marineros heridos, informó la Armada en un comunicado, y agregó que el choque con el mercante Alnic MC se produjo hacia las 06:24 del día 21 hora de Japón (del domingo), cuando el navío estadunidense se dirigía a Singapur.

Ayer mismo, la Armada estadunidense ordenó una pausa en sus operaciones en todo el mundo y una revisión integral de los incidentes que han sufrido sus buques en el Pacífico en los últimos meses.

“Ésta es la segunda colisión en tres meses y es el último en una serie de incidentes en la zona del pacífico. Esta tendencia exige una acción más contundente”, aseguró el almirante John Richardson en un video publicado en la cuenta oficial de la Armada en la red social Twitter.

“He ordenado que se haga una pausa operacional en todas nuestras flotas en todo el mundo. Quiero que nuestros comandantes de flota se reúnan para asegurarse de que estamos tomando todas las acciones apropiadas de forma inmediata con el fin de garantizar operaciones seguras y eficaces en todo el mundo”, agregó el almirante.

Richardson no precisó cuánto durará ese período, pero la cadena CNN afirmó que será un parón de un día y que podrá programarse a lo largo de dos semanas, según convenga a cada comando.

Además, el almirante ordenó una “revisión integral” destinada a “encontrar las causas de raíz” de los incidentes de los últimos meses, que incluyen también la colisión en junio del destructor USS Fitzgerald con el carguero filipino ACX Crystal en aguas japonesas.

Además de la colisión de ese destructor y del USS Fitgerald, en mayo el buque USS Lake Champlain colisionó con un pesquero surcoreano cerca de la península coreana, sin causar heridos, y, en enero, el crucero con misiles USS Antietam chocó en su llegada a Tokio y provocó un vertido de petróleo.