*El motivo, la pretensión del PRI de aprobar el pase automático de Raúl Cervantes a la Fiscalía

Redacción / Otro País Noticias
Ciudad de México, 1 de septiembre de 2017.- La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, María Guadalupe Murguía, se mantendrá en ese cargo hasta el 5 de septiembre, para que se puedan construir acuerdos en torno a la nueva integración del órgano legislativo.

La legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) reanudó a las 17:00 horas la sesión que entró en receso el jueves. En entrevista, comentó que la ley no prevé en ningún supuesto que se pueda extender más allá del 5 de septiembre, para que se concreten los acuerdos para establecer una nueva Mesa Directiva.

Lo anterior, debido a la ausencia de acuerdos para designar al nuevo presidente de la Mesa Directiva, cargo para el cual se perfila al priista Jorge Carlos Ramírez Marín.

Los legisladores tienen un plazo de cinco días para llegar a acuerdos que permitan que Ramírez Marín pueda asumir dicha presidencia.

Pese a todo, a las 17 horas se declaró inaugurado el tercer año de ejercicio de la 63 Legislatura.

La sesión inició con la presencia de 72 senadores y 455 diputados, pero los diputados del PAN, PRD, Morena y Movimiento Ciudadano acordaron no participar en la votación de la Mesa Directiva, en protesta contra el plan del PRI para que el procurador Raúl Cervantes Andrade se convierta de manera automática en el nuevo fiscal general.
Estos desacuerdos dieron lugar a que el Quinto Informe del presidente Enrique Peña Nieto fuera entregado por el subsecretario Felipe Solís Acero y no por el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, como estaba previsto.