*Sylvia Schmelkes, consejera del organismo, afirma que entre 50 y 60% de los alumnos, al concluir el grado escolar, no logran los propósitos fundamentales de ese ciclo.


Otro País Noticias, México, 7 de mayo (Notimex).- La consejera presidenta de la junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho González, aseguró que es necesario darle un nuevo impulso a la educación, ya que de lo contrario se postergará el crecimiento en los resultados de aprendizaje de alumnos en todo el país.

Durante la presentación del documento “Educación para la democracia y el desarrollo de México”, señaló que el gran reto es que la política pública en la materia esté concentrada en la mejora constante de sus acciones, de los procesos educativos, y de las condiciones de las escuelas; con la finalidad de conseguir mejores aprendizajes y formación para su desarrollo.

“El INEE reconoce a la educación como uno de los motores más valiosos con que cuenta el país para el desarrollo de las personas y de la nación en conjunto, pero también reconoce la complejidad de las acciones”, dijo.

Por su parte, la consejera Sylvia Schmelkes del Valle indicó que si bien el país ha crecido en indicadores, como la cobertura o el cierre de brechas de permanencia en la escuela, en el aprendizaje se crece a niveles muy lentos, ya que entre 50 y 60 por ciento de los alumnos al concluir el grado escolar, no logran los propósitos fundamentales de ese ciclo.

Por ello, se requiere de un nuevo impulso, que tiene que ser integral, “tiene que abarcar la política educativa, las condiciones de enseñanza y aprendizaje, y tocar los aspectos pedagógicos profundos de lo que ocurre en el salón de clase, y eso implica modificar la formación inicial y continuar con los docentes”, señaló.

El documento presentado este lunes, y que se hará llegar a todos los involucrados en la política educativa, así como a los aspirantes a la Presidencia, propone promover la equidad e inclusión en las escuelas dignas para todos los estudiantes, independientemente de su origen, condición social, creencias, y preferencias.

De igual manera, la consejera presidenta destacó que este informe permitirá apoyar al debate en la materia, ya que para generar la justicia social que el país demanda, es necesario concebir a la educación de calidad desde una visión humanista, ajena a prejuicios, igualitaria, crítica, e inclusiva.

Para ello, señaló que es necesario atender temas estratégicos, como el fortalecimiento de las escuelas normales y de los centros escolares; la evaluación y revisión de planes de estudio; investigación educativa; participación de madres y padres de familia; y equidad en los servicios educativos.

Así como educación, productividad y trabajo; autonomía de la educación; condiciones materiales de los centros escolares; y problemas de gobernabilidad en el sistema educativo.