Autoridades mexicanas incautaron ocho mil huevos de tortuga marina en la Playa La Escobilla, ubicada en el municipio oaxaqueño de Santa María Tonameca, y pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR), a una persona por la comisión de delito ambiental

En el marco de la séptima arribada de la especie golfina (Lepidochelys olivacea), en la temporada de anidación 2019-2020, fueron asegurados los huevos de quelonio en la Carretera Federal Costera número 200, a la altura del kilómetro 192, tramo Santa Elena-San Antonio.

Estos ejemplares están listados en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de en Peligro de Extinción (P).

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), junto con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, detuvo en un filtro de revisión a un vehículo en el cual eran transportadas 16 bolsas negras, por lo que procedieron al aseguramiento precautorio de las mismos.

La autoridad ambiental señaló que la persona que poseía en ese momento los huevos de tortuga fue puesta a disposición de la FGR, además del producto marino y el vehículo.

De acuerdo con los establecido por la Ley General de Vida Silvestre, ningún ejemplar de tortuga marina podrá ser sujeto de aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, incluyendo sus partes y derivados.

La Profepa destacó que con este hecho, suman ya 19 mil huevos de tortuga golfina asegurados desde el pasado 31 de diciembre de 2019.