A pesar de enfrentar una posible extinción más rápido que cualquier otro ecosistema, India nombró 10 nuevos humedales de Importancia Internacional, mientras que Francia designó uno.

Los hábitats que cuentan con una gran biodiversidad excepcional y proporcionan a las comunidades recursos alimenticios y protección contra amenazas como inundaciones, fueron designados en el marco del Día Mundial de los Humedales que se conmemoró el pasado domingo.

De acuerdo con la convención de Ramsar, la construcción del vertedero Nandur Madhameshwar estaba diseñado para superar la escasez de agua, pero ahora servirá como amortiguador contra inundaciones, además de proporcionar refugio a especies en peligro de extinción como el pez Deolali (Parapsilorhynchus prateri), el buitre indio (Gyps indicus) y el buitre de lomo blanco (Gyps bengalensis).

Apuntó que varios de los nuevos humedales se encuentran en el estado de Uttar Pradesh como el Santuario de Aves Saman en el distrito de Mainpuri, que ofrecerá refugio a más de 50 mil aves acuáticas como el ganso gris (Anser anser), que cuenta con más del 1,0 por ciento de la población del sur de Asia presente durante el invierno.

También, el Santuario de Aves Nawabganj, donde las lluvias monzónicas alimentan este humedal.

“El santuario apoya las actividades de recreación y turismo, así como la biodiversidad local. Es un paraíso para las aves, con 25 mil acuáticas registradas regularmente, 220 especies residentes y migratorias”, aseguró.

De acuerdo con datos de la Convención de Ramsar, los humedales representan solo el 2.0 por ciento de la superficie terrestre, pero al mismo tiempo poseen el 20 por ciento de la diversidad mundial de flora.

La Convención Ramsar, con mil 608 países firmantes y nombrada así por la ciudad de Irán en la que se firmó en 1971, promueve la conservación y el uso racional de los humedales. Es el único tratado mundial que se centra en un único ecosistema.

Ramsar aseguró que otro humedal en la India es el Santuario de Aves Samaspur, que alberga especies amenazadas como el buitre egipcio en peligro de extinción (Neophron percnopterus) y el águila pescadora de Pallas (Haliaeetus leucoryphus).

Otro más es Sandi Bird Sanctuary, un pantano de agua dulce en el distrito de Hardoi, que es rico en plantas acuáticas y proporciona un hábitat para las aves que en 2018 se contabilizaron más de 40 mil,

El Santuario de Aves Parvati Arga, es otro más en la clasificación de la India, que ofrece reproducción de más de 100 mil aves y es refugio de buitres amenazados como el de rabadilla blanca (Gyps bengalensis); el buitre indio (Gyps indicus), y el egipcio (Neophron percnopterus).

El humedal Sarsai Nawar Jheel, es otro de los 10 en importancia en India, ubicado en el distrito Etawah de Uttar Pradesh, donde conviven humanos y vida silvestre, pues existen prácticas agrícolas que mantienen los hábitats de aves acuáticas como la grulla sarus (antígona de Grus), con una población de 400 especies.

Ramsar apuntó que en el estado de Punjab, la Reserva de Conservación de Beas es otro ecosistema donde se reúnen más de 500 especies de aves y unas 90 especies de peces, así como el delfín del río Indo en peligro de extinción (Platanista gangetica minor).

Como número nueve está el Santuario de Vida Silvestre Nangal con flora y fauna, así como especies amenazadas, como el pangolín indio en peligro de extinción (Manis crassicaudata); el buitre egipcio (Neophron percnopterus) y el leopardo vulnerable (Panthera pardus).

Por último, la Reserva Comunitaria Keshopur-Miani, que es ejemplo del uso racional de un humedal gestionado por la comunidad, que proporciona alimentos a las personas y apoya la biodiversidad local.

Por otro lado, Ramsar señaló que Francia designó también un Humedal de Importancia Internacional, el cual cubre más de 27 mil hectáreas en la región de Hauts-de-France, junto a la frontera con Bélgica.

Apuntó que Vallées de la Scarpe et de l’Escaut es un complejo de estanques, pantanos, canales, turberas, bosques aluviales, pantanos, ríos, arroyos y acuíferos; “algunos de los cuerpos de agua más grandes son de origen antropogénico, ya que fueron creados por el colapso de viejos complejos mineros”.

El humedal cuenta con especies clasificadas en peligro de extinción como la rana páramo (Rana arvalis) y la curruca acuática vulnerable (Acrocephalus paludicola). Sin embargo, es importante por sus funciones de purificación de agua, almacenamiento y reducción de riesgos, que benefician a más de 300 mil personas.

En el marco del Día Mundial de los Humedales, que se conmemoró este 2 de febrero, la secretaria general de la Convención Ramsar, Martha Rojas Urrego, afirmó que esos ecosistemas “son la base que sustenta nuestra vida, proporcionan agua, alimento y sostienen la economía pero enfrentan su posible extinción”.

“En este momento, proteger la biodiversidad en todas sus formas es tan urgente como hacer frente al cambio climático. 2020 marca un hito para actuar en favor de la biodiversidad, ya que nuestros esfuerzos anteriores no han sido suficientes”, afirmó.