*Es imposible no relacionarlo con las revelaciones que Emilio Lozoya pudiera aportar ante la Fiscalía General: Establishment

El ex presidente Carlos Salinas de Gortari ya tiene en trámite su ciudadanía española. Lo activó gracias a la política del país ibérico que permite a descendientes de judíos sefardíes obtener dicha nacionalidad. La familia del ex mandatario es originaria de Agualeguas, Nuevo León, estado en el cual se han disparado las consultas consulares por este beneficio.

El dato circula en el establishment y es imposible no relacionarlo con las revelaciones que Emilio Lozoya pudiera aportar ante la Fiscalía General. El ex director general de Pemex tenía una relación de tensiones con Salinas de Gortari a pesar de que su padre fue funcionario en el sexenio salinista. Lozoya habría maltratado, en alguna ocasión, a Emiliano Salinas.

El ex presidente tiene múltiples contactos en España. Es amigo del Rey Emérito Juan Carlos, cuestionado recientemente por Andrés Manuel López Obrador, tiene llegada al actual Rey Felipe y decenas de contactos con el empresariado español, sobretodo en aquellos corporativos con negocios en México.

Esa red de influencias y amigos podría ser útil si, llegado el caso, la Fiscalía General quisiera intentar una detención. Como ciudadano, el estado español podría elegir no entregar al acusado a las autoridades mexicanas.

Salinas de Gortari conoce que Lozoya ha intentado vincularlo en el affaire de Fertinal en consonancia con el empresario Alonso Ancira, preso en España.

El hecho de ser permanentemente señalado por López Obrador como jefe de “la mafia del poder” ha llevado a Salinas de Gortari a cultivar un perfil bajo y pasar mucho tiempo fuera de México, entre España, Cuba, Estados Unidos e Inglaterra. La más reciente alusión se ancló con la figura cinematográfica de “El Padrino”, genialidad de Francis Ford Coppola que emergió en una mañanera recientemente.

El ex mandatario tiene ciudadanía inglesa, tras años como residente en Gran Bretaña pero en esas islas no tiene el mismo grado de penetración política y de influencias que en España. Esto por no mencionar que una de las grandes figuras de la política británica, como es el laborista Jeremy Corbyn, es amigo de López Obrador.

Allegados al ex presidente cuentan que este aceleró el trámite cuando Javier Coello Trejo dejó la defensa de Lozoya porque este había aceptado acusar a otras personas con quienes el abogado tiene amistad como es el caso del ex presidente.

España vuelve a aparecer, como el foco de la principal resistencia a la 4T. Madrid es el epicentro que congrega a Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto, Vicente Fox y demás actores que encienden los ánimos de los sectores más ultras del Gobierno actual.