Autoridades colombianas investigan el asesinato del líder ambientalista Carlos Aldairo Arena Salinas, quien promovía la ruta del cóndor, con lo que se suma a la lista de muertes por defender sus tierras y el medio ambiente.

Arenas Salinas fue atacado por dos hombres armados que llegaron a la finca “El África”, ubicada en el norte del Tolima, una zona rural del centro-oeste de Colombia, de acuerdo con diversos reportes de prensa.

Su asesinato se suma a la lista presentada por la Organización No Gubernamental (ONG) Global Witness, la cual denunció en julio pasado que 164 personas murieron por defender sus tierras y el medio ambiente de industrias como la minería, la tala y agroindustria en 2018.

En ese entonces dijo que se trataba de más de tres asesinatos por semana, aunque la cifra real posiblemente era mucho mayor debido a que los casos suelen no documentarse ni investigarse.

Los países con el mayor número de muertes relacionadas con la defensa del medio ambiente son Filipinas (30), Colombia (24), India (23), Brasil (20), México (14), República del Congo (8), Irán (6) y Honduras (4).

El informe anual de Global Witness sobre ataques contra defensoras y defensores de la tierra y el medio ambiente señaló que América Latina es la región donde se cometió más de la mitad de los asesinatos.

Conocido como “Cejas”, Arena Salinas trabajaba en el Páramo de Santa Isabel; tenía 44 años y se desempeñaba como campesino y guía de turistas, desde donde promovía el proyecto ambiental de ecoturismo que facilita el avistamiento del cóndor, una especie de ave considerada en peligro de extinción.

“Se presentó un homicidio en límites entre Tolima y Risaralda, donde la persona que fue asesinada, al parecer, recibió impactos de arma de fuego. Se dedicaba a cuidar fincas y a prestar el servicio hacia el nevado cuando algún turista lo necesitaba”, afirmó el comandante del Departamento de Policía Tolima, coronel Rodolfo Carrero Villamil.