Foto: Said Khatib / AFP

AFP. Ciudad de México. 16 de agosto de 2020.- El ejército israelí anunció en la madrugada del domingo una nueva serie de bombardeos contra posiciones de Hamas en la Franja de Gaza como represalia al lanzamiento de globos incendiarios desde el enclave palestino hacia territorio israelí.

Después de los bombardeos, el ejército anunció el domingo el cierre de la zona marítima de la Franja de Gaza “hasta nueva orden”, impidiendo la salida al mar de los barco de pesca palestinos.

Durante la noche también se produjeron enfrentamientos a lo largo del muro que separa Israel de Gaza, explicaron fuentes palestinas y las fuerzas armadas israelíes, que precisaron que una decena de personas “quemaron neumáticos, lanzaron artefactos explosivos y granadas contra la barrera de seguridad y trataron de acercarse a esta”.

A lo largo de esta semana, el ejército israelí realizó varios bombardeos nocturnos contra posiciones del movimiento islamista que controla el enclave palestino, en respuesta a los lanzamientos de globos incendiarios que en algunos casos han provocado incendios en el sur de Israel, 19 solo este sábado, según los servicios de bomberos y de rescate israelíes.

En respuesta, “aviones de combate atacaron posiciones de Hamas en la Franja de Gaza”, entre ellas “infraestructuras subterráneas” del grupo palestino, indicó el ejército israelí en un comunicado.

El ejército israelí anunció en la madrugada del domingo una segunda andanada de bombardeos contra Gaza en represalia esta vez por los disparos de cohetes desde este territorio palestino de dos millones de habitantes, de los que más de la mitad viven por debajo del umbral de pobreza, según el Banco Mundial.

Las autoridades israelíes también redujeron esta semana la zona de pesca en el Mediterráneo para los gazatíes, y cerraron Kerem Shalom, el único paso de mercancías entre Gaza e Israel, que somete a un bloqueo al empobrecido territorio palestino.

Pese a la tregua decretada el año pasado, favorecida por la ONU, Egipto y Catar, Hamas e Israel, que ya han librado tres guerras (2008, 2012, 2014), se enfrentan esporádicamente con lanzamientos de cohetes, obuses de mortero o balones incendiarios desde Gaza.

Israel considera esos ataques como una provocación a su soberanía y una amenaza para su seguridad, y su ejército suele responder a ellos con bombardeos.

Según analistas palestinos, los disparos desde Gaza pretenden presionar a Israel para que autorice la entrada al enclave de ayuda financiera mensual de Catar, prevista en el acuerdo de tregua.