*Un empleado estadounidense grabó el momento en que los trabajadores dejaban su lugar de trabajo, describió lo sucedido y publicó el video.

De la redacción:

Otro País Noticias, Ciudad de México, 8 de agosto de 2017.- Un jefe de seguridad de la compañía de mensajería UPS despidió a cinco trabajadores sin justificación aparente, pero su decisión hizo que aproximadamente 100 obreros más renunciaran, como una muestra de solidaridad y de desprecio hacia la reiterada conducta racista de su superior.

De acuerdo con los medios que informaron lo sucedido, el hecho ocurrió el 31 de julio en una planta en construcción de UPS, en Indianápolis, Estados Unidos.

La revuelta de los trabajadores se hizo famosa porque Antoine Dangerfield, un soldador de 30 años que trabajaba en la misma planta, pero para otro jefe, grabó el momento en el que los trabajadores estaban dejando UPS, describió lo sucedido, publicó el video y se hizo viral.

De acuerdo con lo que narró Dangerfield en una entrevista publicada en el portal Jacobinmag, un pequeño número de trabajadores latinos (montadores de molinos, soldadores e instaladores de cintas transportadoras) que trabajaban en el lugar fueron despedidos después de desobedecer las órdenes de un ‘jefe blanco’ al que calificó de racista.

Esto ocurrió después de que un trabajador se rehusó a servir como traductor para que el jefe de seguridad pudiera dar sus indicaciones, lo que hizo que enfureciera y despidiera a los trabajadores. Sin embargo, se dice que anteriormente ya había mostrado actitudes racistas y despectivas.

Pero esa decisión hizo que más de un centenar de trabajadores, según la estimación de Dangerfield, se fuera de la empresa.

En las imágenes se puede ver el momento en el que los obreros se están marchando, y Dangerfield se escucha positivamente atónito al ver que dejan su enorme lugar de trabajo.

“Pensaron que podían jugar con estos ‘amigos’ y ellos respondieron mostrando que están en esto juntos. Se están yendo y no bromean”, expresa Dangerfield al grabar el video, y después hace una toma del lugar de trabajo casi vacío.

Dangerfield compartió el video a través de Facebook y actualmente tiene más de 9 millones de reproducciones, 8 mil 300 comentarios y ha sido compartido 85 mil veces.

Representantes de la empresa UPS al ver que el video se viralizó, se acercaron a Dangerfield y le ofrecieron 250 dólares por bajarlo, pero al negarse decidieron despedirlo.

Sin embargo, Dangerfield dijo que ver lo sucedido hizo que su vida cambiara y se mostró entusiasmado: “Porque fue como, dang, realmente se juntaron. Se juntaron y dijeron, ‘Nah. Tenemos familias e hijos. No vamos a dejar que estos tipos simplemente hagan lo que sea’. Entonces ellos tomaron su posición”.