*El ex fiscal electoral y asesor del equipo de transición de López Obrador asegura que nueva fiscalía abatirá la impunidad y la corrupción.

Otro País Noticias, Ciudad de México, 14 de agosto (Notimex).- Santiago Nieto Castillo, asesor del equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se trabaja para que la próxima administración cuente con una fiscalía que cumpla con el principio de autonomía constitucional y elimine el “uso faccioso” en la procuración de justicia.

Entrevistado luego de reunirse con el presidente electo en la casa de transición, recalcó que el principio de autonomía también permitirá contar con elementos suficientes para evitar el despido de “fiscales incómodos”, así como tener un sistema eficiente y eficaz para combatir la impunidad y la corrupción.

“La ciudadanía está cansada de tener un modelo de procuración de justicia que no resuelva de fondo el problema central que es la impunidad, el combate a la corrupción, y sobre todo del seguimiento deficiente de las denuncias”, dijo el ex titular de Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Tras aclarar que hasta el momento no se ha hablado sobre si ocuparía algún cargo o no en la próxima administración, y que su trabajo actual es de asesor, subrayó que la posición es muy clara: ver cómo se mejoran los diseños institucionales, así como la decisión política para combatir la impunidad y la corrupción.

Explicó que la designación del fiscal será mediante el proceso que marca la Constitución, en el cual se dará una colaboración entre los poderes, “pero partiendo de la premisa de que será una institución que tiene que servir para la cuarta transformación del país”.

En ese sentido, detalló que en el encuentro que tuvo este día con López Obrador se habló sobre cómo mejorar los sistemas de procuración e impartición de justicia. “Hemos estado conversando sobre cuáles son los elementos que podría tener la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República”, agregó.

Asimismo, comentó que también ha estado trabajando en asuntos relacionados con los temas que organizaciones civiles han planteado incorporar a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, así como en otros de naturaleza electoral.