*Cínico, el uso de la PGR para proteger al ex gobernador de Chihuahua y a los priistas corruptos, dice el mandatario

Otro País Noticias,  Ciudad de México, 14 de marzo de 2018 (Redacción).- Es de vergüenza, de escándalo y de un cinismo sin límites hasta dónde ha llegado el régimen del presidente Enrique Peña Nieto en el uso de la Procuraduría General de la República (PGR) como un brazo armado de la guerra sucia del PRI y la defensa de los priistas corruptos, dijo el gobernador Javier Corral Jurado.

“Este es un mensaje a la sociedad, brutal: impunidad, exoneración, protección, para los pillos que pertenezcan al PRI; persecución política, uso faccioso de las instituciones de PGR y Hacienda, en contra de opositores políticos al presidente de la República”, expresó el mandatario al ser abordado por los medios de comunicación después de un evento con la Fundación del Empresariado Chihuahuense, de acuerdo con un comunicado del gobierno de Chihuahua.

El gobernador consideró que el manejo de la PGR desde la Presidencia de la República ya es vergonzoso, está provocando al pueblo de México en su irritación y pone en riesgo la gobernabilidad del país.

El mandatario fue cuestionado por los periodistas en relación con la resolución de la PGR de no aplicar el ejercicio de la acción penal en contra del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, por diversos delitos en una denuncia que promovió el abogado Jaime García Chávez.

Afirmó que la resolución de la PGR confirma que Peña Nieto no ha podido superar el compromiso político de protección que tiene con César Duarte, ya que la robusta carpeta de investigación presentada tiene suficientes elementos probatorios y aun así fue rechazada.

Ofreció enfrentar esa resolución de manera coordinada ante la justicia federal para frenar esa intentona de impunidad.

“El encargado de la investigación, al que se le depositó la investigación de los delitos de abuso de funciones, de uso indebido de funciones y de competencias de peculado, de lavado de dinero, lo que hizo a lo largo de la investigación fue irle justificando los ingresos al ex gobernador, no investigar las acusaciones planteadas en la denuncia del licenciado García Chávez”, explicó.

“Peña está protegiendo a Duarte. Está ante nosotros con toda claridad, el cinismo de un régimen que utiliza a la Procuraduría General de la República para perseguir a sus adversarios políticos, a sus opositores y para exonerar y proteger a los miembros de su partido, a los allegados al presidente de la República”, agregó el gobernador.

Javier Corral dijo estar preocupado por la manera en que la PGR ha armado las solicitudes de extradición de César Duarte ante el Departamento de Estado, pues implican la investigación de toda una red de corrupción extendida a diversos ámbitos y no de un solo corruptor.

Informó que continuarán más diligencias y pesquisas dentro del proceso Operación Justicia para Chihuahua, pues aún hay cateos, embargos y aseguramientos pendientes de concretar.