Otro País Noticias, Ciudad de México, 29 de agosto de 2018 (Notimex).- En toda sociedad democrática, como la de México, la justicia es un bien que se procura con oportunidad, imparcialidad e igualdad siempre en favor de la víctima, afirmó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Durante la inauguración del Congreso Internacional “Nuevo Modelo de Fiscalía: hacia la gestión eficiente de la Justicia Penal”, dijo que gracias al Nuevo Sistema de Justicia Penal, hay mayores controles entre los actores del Poder Judicial para evitar la discrecionalidad y los excesos en los procedimientos penales.

Consideró sin embargo que se debe cambiar la percepción de que este sistema de justicia es una puerta giratoria, lo que permitirá que delitos como el robo de hidrocarburos y la portación, uso y acopio de armas de uso exclusivo del Ejército sean considerados graves.

Además, para que ameriten prisión preventiva, evitando así que quienes los cometen salgan libres, se informó en un comunicado.

Navarrete Prida aseguró que los mexicanos ahora cuentan con un marco legal en esta materia, más robusto que responde a sus necesidades y para lograr ese objetivo, de los 21 mil millones de pesos invertidos en el proceso de implementación, el 90 por ciento fueron aportados por la actual Administración federal.

El encargado de la política interna del país expuso que para consolidar el modelo de justicia se deben fortalecer los cuerpos policiacos y los ministerios públicos, con capacitación e infraestructura que cumplan eficazmente las responsabilidades que el Sistema les demanda.

Además, dijo, se debe concluir con la actualización del Poder Judicial para que los jueces cumplan a plenitud con su papel de impartir una justicia pronta, imparcial, incluyente, sensible y con calidad humana.

El subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, señaló que en la construcción del nuevo modelo de Fiscalía, no hay respuestas fáciles ni absolutas.

Pero sí hay, añadió, ideas, experiencias y mejores prácticas que se deben de aprovechar para construir instituciones capaces de brindar una procuración de justicia más eficaz y eficiente.

A los especialistas en esta materia les expresó que desde sus ámbitos puedan aportarle al país sus habilidades para que las instituciones de justicia penal cumplan con el rol que la Constitución les confiere.

El director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Gerardo Felipe Laveaga Rendón, apuntó que México merece una Fiscalía eficiente, sea cual sea el partido en el poder.

Por ello, es necesario hacer una evaluación de la transición institucional y en materia de herramientas tecnológicas para mejorar la gestión en procuración de justicia.

La presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias Penales, Victoria Adato Green, resaltó que este evento permitirá analizar y dialogar sobre los modelos de justicia exitosos en el mundo, lo cual, permitirá, abundó, fijar las bases de una Fiscalía autónoma que haga frente a la impunidad.