*El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ANUR) expresó su preocupación por la seguridad de los centroamericanos que viajan a EU.

Foto: Twitter @AdrianEdwrds 

Otro País Noticias, Ginebra, 23 de octubre (Notimex).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) abogó hoy por ayuda urgente para la “carava de migrantes” centroamericanos que viajan por el sur de México con la intención de llegar a Estados Unidos.

En conferencia de prensa en el Palacio de las Naciones en Ginebra, el portavoz del ACNUR, Adrian Edwards, advirtió que es “urgente estabilizar la atención” de unos siete mil migrantes centroamericanos, principalmente hondureños, que quiere llegar a la frontera de Estados Unidos.

“Lo que preocupa al ACNUR en la actualidad es el desarrollo de la situación humanitaria y los riesgos conocidos de secuestro y seguridad en áreas en las que la caravana puede aventurarse. Estabilizar la situación se ha vuelto urgente”, subrayó.

La caravana de migrantes, que salió de San Pedro Sula, Honduras, el sábado 13 de octubre, fue detenida en forma temporal por autoridades en un puente en la frontera de México con Guatemala, sin embargo muchos nadaron o utilizaron botes improvisados para atravesar la frontera.

La caravana, la segunda marcha organizada en la región este año, luego de la registrada el pasado mes de abril, se encuentra este martes en la ciudad de Hixtla, en el sureño estado mexicano de Chiapas.

La agencia de refugiados de la ONU ha movilizado personal y recursos al sur de México desde el jueves pasado, luego de la llegada a la frontera con Guatemala de miles de personas, incluidas mujeres embarazadas y niños.

“Trabajando en apoyo de las autoridades mexicanas, nuestros equipos proporcionan personal y asistencia técnica para garantizar el registro oportuno de los solicitantes de asilo, estableciendo mecanismos de identificación y referencia para aquellos con vulnerabilidades y necesidades específicas, y aumentando la asistencia y capacidad de albergue”, destacó Edwards.

El vocero recordó que ayer lunes más de 45 empleados del ACNUR fueron trasladados a Tapachula, Chiapas, para atender a los migrantes, mientras que otros están en camino para unirse a las labores de ayuda, según un comunicado publicado en Ginebra.

En Guatemala, destacó, el ACNUR está monitoreando la frontera en Tecún Umán, “donde estamos evaluando las necesidades, y con nuestros socios estamos organizando asistencia humanitaria para los más necesitados”.

Agregó que en Honduras, el ACNUR está monitoreando la situación en la frontera con Guatemala a través de sus socios y su oficina de San Pedro Sula, además de trabajar con las autoridades para garantizar una recepción segura para aquellos miembros de la caravana que regresan.

“El ACNUR desea recordar a los países en esta ruta que es probable que esta caravana incluya personas en peligro real. En cualquier situación como esta, es esencial que las personas tengan la oportunidad de solicitar asilo y que sus necesidades de protección internacional sean evaluadas adecuadamente”, apuntó.