*Sólo hay algo que nos haga salir de manera inmediata y algunas veces de manera efímera de la depresión, la risa. 

Alejandra Campos

La felicidad se encuentra al ladito de la risa, o la risa está al ladito de la felicidad. La risa cura y desinhibe, acerca y crea lazos amistosos o de amor, libera  estrés. “La risa parece algo trivial, efímero y sin demasiado sentido, pero nunca es neutral: siempre esconde algún significado” Sophie Scott, del University College de Londres.

Sólo hay algo que nos haga salir de manera inmediata y algunas veces de manera efímera de la depresión, la risa. 

El ofrecimiento bello de la vida es la risa en los humanos, aún no sabemos si los animales poseen esta cualidad, se dice que no, pero vemos como nuestras mascotas muestran algo parecido a una sonrisa cuando están contentos, sabemos del sonido de las hienas, algo así como carcajadas y los loros nos imitan riéndose. El lenguaje animal no ha sido descubierto del todo, pero creo auténticamente que tienen su forma de reír, no como nosotros pero si debe existir esa descarga de felicidad de ciertos momentos.

Se dice que por cada minuto de risa extendemos nuestro tiempo de vida y es posible, pues la risa cura incluso algunos dolores. Hay terapias llamadas “terapias de la risa” y ellas están encargadas de ayudar en ciertos casos al beneficio de la salud, es un método en el que se obtienen beneficios mentales y emocionales por medio de la risa y son recomendadas para eliminar y liberar aspectos negativos de la personalidad y relajar. Estos son unos beneficios fisiológicos y psicológicos que aportan dicha terapia o la risa:

  1. Efectos fisiológicos.
  2. Activa y relaja la musculatura.
  3. Activa y mejora la respiración.
  4. Disminuye las concentraciones de las hormonas del estrés.
  5. Aumenta la producción de endorfinas y una hormona llamada dopamina.
  6. Incrementa la oxigenación tisular.
  7. Mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos.
  8. Estimula el sistema inmunológico.
  9. Eleva el umbral de dolor y tolerancia.
  10. Efectos psicológicos.
  11. Reduce el estrés y los síntomas de depresión y ansiedad.
  12. Eleva el estado de ánimo, la autoestima y la confianza.
  13. Incrementa la memoria y el pensamiento creativo.
  14. Mejora las relaciones sociales.
  15. Mejora la calidad de vida y promueve el bienestar psicológico.
  16. Los niveles de cortisol disminuyen (la hormona del estrés)
  17. Libera la serotonina (la hormona de la felicidad)
  18. Retrasa el envejecimiento.

“En el cerebro la risa, activa el hipocampo (centro de la memoria) y se dirige hacia la amígdala (el centro de las emociones), poniendo en marcha después la zona del córtex -que es la destinada a los procesos intelectuales- y de ahí a la zona del cerebro que activa la sonrisa o la carcajada (núcleo acúmbeo). Esto depende del estado de ánimo, de la personalidad o la ausencia de trastornos psicológicos, reír eleva el número de sustancias neurotransmisoras, y parece haber una correlación entre la risa y la disminución de la enfermedad de Alzheimer. También, podemos pasarnos de rosca en nuestra propia valoración, engordando falsas alegrías y llenando el mundo de vanidosos. Con la alegría disparada, arrasamos y después suele quedar cierta sensación de vacío”. Isabel Serrano Rosa, psicóloga y terapeuta. 

La risa es contagiosa más que los bostezos o un resfriado. La risa incontrolable nos lleva a sentir pena si no estamos en el momento adecuado para ello y se vuelve peor por esta misma circunstancia, nos duele el estómago, la cara, los ojos secretan, muchas veces la nariz, la garganta y nos conduce a un estado exhaustivo, nos cansamos pero minutos después nos embarga de paz y felicidad y en otras ocasiones pasamos a la melancolía, nuestra mente nos traiciona y nos dice por qué estás feliz si tu vida es miserable. No le hagamos caso a la mente disfrutemos el momento de felicidad.

La belleza de las cosas simples es acompañante de la risa. Las pequeñas cosas nos pueden ocasionar risa, “bobadas, simplerías, estar de buen ánimo etc.” los niños son los reyes de la risa, todo les causa gracia, le siguen los adolescentes, los jóvenes y en edad adulta la vamos perdiendo. 

La plenitud de la vida también llega por la risa la que se traduce en la alegría de vivir a pesar de todos los inconvenientes, para llegar a ello hay que trabajar esforzarse y en ese andar se va perdiendo la alegría, nuestra mente está ocupada en resolver todo dejando de lado la alegría de vivir, sumándole a ello enfermedades, pérdidas, problemas, sin embargo siempre existe la oportunidad de ser feliz ya sea buscándola o de manera fortuita, buscarla con la convivencia de amistades o familiares, el fortalecer lazos nos hacemos más fuertes e inteligentes, con la  convivencia nuestra salud mental mejora, podemos retroalimentarnos, hacer equipos de trabajo o familiares y también relacionarlos con gente de nuestra confianza podemos tener esos momentos en los que las cosas simples son trascendentales, la belleza de las cosas simples. Somos una sociedad y como tal funcionamos. Disfrutar de la soledad también es una opción, la creatividad para reír no tiene límites. Nunca olvides de reír, nunca dejes de hacerlo.