Los ex senadores de Acción Nacional Ernesto Cordero, Roberto Gil, Javier Lozano y Jorge Luis Lavalle son investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera por corrupción y sus vínculos con empresas fantasma”, al mantener un modus vivendi inexplicable y porque sus movimientos bancarios no coinciden con sus ingresos. De acuerdo con las investigaciones que acaba de iniciar la UIF, el sistema financiero detectó movimientos irregulares en las cuentas bancarias de los cuatro ex legisladores.