La fotógrafa Elsa Medina considera que la realidad visual permite un constante aprendizaje

Por Víctor Jesús González

En el marco del programa virtual “Procesos de la memoria, un acercamiento con artistas desde el oficio” se realizó el conversatorio digital “La fotografía; evocaciones fuera del tiempo”, con Elsa Medina, ganadora de la Medalla al Mérito Fotográfico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el año 2015.

“La evocación, me parece, siempre traslada a las personas que la usamos a nuestros recuerdos más profundos, al vínculo con los elementos de nuestra memoria que, a lo largo de nuestra vida, fueron dejando, alguna marca, una huella, una estela que nos conecta con el presente”, expresó la fotógrafa.

“Por ejemplo, de esta fotografía que es muy especial y se llama La pared azul, que nació el día que derribaron la casa donde viví muchos años, y en la que aparentemente sólo se ve el cielo y la sombra de un árbol que acompañan a los restos de un muro, para mi representa un sentimiento de intriga sobre la idea del tiempo en la vida humana”.

Bajo esta lógica, Elsa Medina, quien también fue Fotoperiodista de La Jornada (1986-1999) y del periódico El Sur de Guerrero, (1993-1994), mencionó que el concepto de “apariencia” es muy importante a la hora de analizar cualquier fotografía, porque, generalmente, detrás de ella hay una realidad compleja.

Para la fotógrafa, que pertenece al Sistema Nacional de Creadores de Arte, otro elemento a considerar es que alrededor de una fotografía, tanto el creador, como el observador, no solamente actúan desde una manera de entender el mundo, también, dijo, la realidad visual permite un constante aprendizaje.

Finalmente, la alumna del fotógrafo Ignacio López Bocanegra, conocido como “Nacho López”, señaló que para crear, estudiar o analizar las imágenes, las personas interesadas en este arte “deben tener herramientas multidisciplinarias o apoyo de otros conocimientos, para poder entender el contexto histórico de la fotografía que observan o trabajan”.