*Hay un déficit de alrededor de ocho mil policías que faltan a Guerrero

Sergio Robles / Quadratín Guerrero

Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 22 de agosto de 2017.- El secretario de Seguridad Pública estatal, Pedro Almazán Cervantes, reconoció un déficit de ocho mil policías estatales en la dependencia para poder tener un estándar internacional, lo cual complica los trabajos para combatir la violencia e inseguridad en Guerrero.

“Hay un déficit de alrededor de ocho mil policías que faltan a Guerrero, por lo menos para mantener el estándar internacional, se está haciendo el esfuerzo por parte del gobierno de Guerrero, todo es inversión económica, el estado en manera de sus posibilidades están abriendo las plazas”, detalló Pedro Almazán.

En entrevista después de la ceremonia por el tercer aniversario de la Policía Federal de división Gendarmería de la Policía Federal, el secretario afirmó que cada día se revisa la estrategia de seguridad en el estado, la cual calificó como “buena”, y aseveró que “se están evaluando los resultados en base a los movimientos delictivos que se están produciendo cada vez más desesperados”.

De las cifras que dio el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en las que Guerrero regresó al primer lugar en homicidios dolosos en el país, Almazán Cervantes aceptó que desafortunadamente es la realidad, pero matizó que hay una lucha incansable y un trabajo permanente coordinado entre los tres niveles de gobierno.

“La Secretaría de Seguridad Pública del estado no está ajena a esto, pero la prueba son los resultados que todos los días ven hoy más que nunca, la Policía del Estado está comprometida con su pueblo y empeñada en recuperar la paz, es una batalla permanente, es diaria, aunque sea con menor magnitud se está logrando una ligera disminución, desafortunadamente necesitamos más policías, lo hemos manifestado, pero no hay una mala voluntad ni un mal desempeño de los estatales”, puntualizó.

Por otra parte, el funcionario estatal aseguró que tras la matanza en el penal de Acapulco, en un principio tres custodios fueron sometidos a proceso y ahora la Fiscalía General del Estado investiga a otros 12 por este mismo hecho, sin dar mayores detalles.

Además confirmó que todas las cárceles en el estado han sido revisadas, principalmente las más pobladas, donde sólo han encontrado “puntas”, las cuales son ocupadas como armas blancas, algunos celulares, droga en menor cantidad y ninguna arma de fuego, mientras que 36 reclusos han sido cambiado de cárceles para tener un mayor control al interior y que no haya un autogobierno por grupos delincuenciales.