*Hasta ahora nadie ha comprobado la acusación en contra del hombre a quien mataron a golpes en Tetela del Volcán.

De la redacción

Otro País Noticias, México, 3 agosto de 2018.-Ricardo Alonso Lozano Rivas, de 33 años, originario de Medellín, Colombia, fue linchado por un grupo de pobladores de Tetela del Volcán, Morelos, por sospechar que pertenecía a una banda de prestamistas y extorsionadores colombianos.

Los pobladores lo bajaron de su automóvil, le prendieron fuego al vehículo y a él lo llevaron a la plaza principal del pueblo.

Cámaras de seguridad instaladas en el centro de la comunidad de Tetela del Volcán captaron a seis personas que arrastraron al colombiano hasta la asta bandera de la plaza, donde lo amarraron, lo patearon y lo golpearon en la cabeza hasta matarlo, a la vista de decenas de pobladores y frente a elementos de la Policía.

Alberto Capella, comisionado de Seguridad de Morelos, explicó que tras la retención del colombiano llegaron cinco policías quienes intentaron interceder por él y que resultaron golpeados por los pobladores de Tetela del Volcán.

El funcionario dijo que hubo un acuerdo para entregar al colombiano al fiscal de la Zona Oriente del Estado, pero “lamentablemente” siguieron golpeándolo hasta que perdió la vida.

A las 5 de la tarde el cuerpo del colombiano fue retirado y llevado al Servicio Médico Forense de Cuautla.

Sus familiares en Medellín rechazaron las acusaciones de extorsión en contra de Alonso Lozano y aseguraron que vino a México en busca de mejores oportunidades para su familia.

“Le decían que allá no querían los colombianos, a los negros, por el racismo no los querían allá, entonces yo no entiendo, estoy entre la espada y la pared, no sé por qué me le hicieron eso, la muerte que me le dieron no era justa, él no era un violador, no era un narcotraficante, nada para que lo mataran así”, dijo Beatriz Cardona, esposa de la víctima, a Noticias caracol.

Un audio donde pide ayuda es, según su esposa, lo último que escucho de él: “Los policías me salvaron prácticamente, porque eran más de mil personas y eran cinco policías, me sacaron de ahí y están todos afuera, por favor ayuda”.

Su esposa advirtió que después de estar en la estación de policía lo entregaron a la comunidad. Por eso pidió a las autoridades mexicanas y colombianas conocer la verdad de lo que sucedió.

El año pasado Capella había alertado a la población sobre la banda de colombianos prestamistas llamada “gota a gota”.

“Este grupo delictivo generalmente ofrece préstamos de carácter inmediato. Si un ciudadano no puede cumplir con los plazos de pago, con el pago de los intereses y algunas exigencias por parte de este grupo, le cobran con hechos como el que vivimos recientemente que son atentados y homicidios”.

Desde hace tres años, operan en México bandas de ciudadanos colombianoscon presencia en la Ciudad de México y 23 estados del país, incluido Morelos.

En noviembre de 2017 Mario Madrazo, director de Control y Verificación del Instituto Nacional de Migración (INM), informó que la red de colombianos que ingresó a México debe estar compuesta por alrededor de mil 200, mil 500 colombianos, que entraron al país diciendo entrar con fines de turismo, pero que empezaron a realizar esta actividad para la cual no están autorizados”.