Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 13 de enero de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó que todos los gobernadores del país deben “ponerle un alto” a las ofensas de seguidores de Morena en actos que encabece Andrés Manuel López Obrador, pero aclaró que no está rompiendo la relación con el presidente de la República, pues Guerrero necesita de todo su apoyo.

En conferencia de prensa en las instalaciones de Protur en Acapulco, Astudillo Flores dijo que “todos los gobernadores que no son de Morena, en todos los eventos se exponen a que reciban abucheos”, tal y como ocurrió con él el pasado viernes, en un acto de López Obrador en Tlapa, por lo cual calificó el hecho como político y no por algo que tenga que ver con falta de obras y atenciones a la región de La Montaña.

Consideró lamentable que el evento fuera opacado por las descalificaciones de unos cuantos, y no se le diera la importancia al anuncio del programa de apoyo a más de un millón de discapacitados por parte de López Obrador, a quien le expresó su indignación por lo sucedido.

Asimismo, insistió, como lo expresó en Twitter, que el responsable del abucheo fue el delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, ya que quienes encabezaron los abucheos son trabajadores de la delegación, que se definen como “siervos de la nación”, que son los que censan para programas sociales, además de dos grupos de agitadores de Acapulco y Tlapa, entre estos el Frente Popular.

“(Pablo Amílcar) tuvo el control del evento y los que gritaban, no todos, trabajan con él, especialmente los que se dedican a hacer el censo, reitero con mucha claridad, el responsable de todo es el delegado federal”, aseveró.

En cuanto a lo que dijo en redes, que se habían equivocado con Sandoval Ballesteros, explicó que no era por su designación como delegado federal, sino a que éste ha recibido del gobierno del estado un trato político correcto, por lo cual no se merecen su actitud.

“No es un pleito con el presidente, yo sé con quién me peleo y con el presidente no me voy a pelear, pero tampoco voy a permitir que funcionarios que están en Guerrero sean tan irresponsables en el manejo de un evento tan importante, de ninguna manera estamos con un rompimiento con el presidente, al contrario, Guerrero necesita del apoyo del presidente de la República”, expuso.

Abundó que a partir de ahora valorará las próximas invitaciones de visitas del presidente, y en algunas decidirá no acudir, ya que podría ocurrir lo mismo que en Tlapa, aunque aclaró que “no tengo temor, no le tengo miedo a las cosas, entiendo perfectamente cuáles son los nuevos tiempos y he sido un actor que ha tratado de colaborar para las cosas de manera correcta, pero por supuesto, si alguien va para que lo abucheen, mejor no ir, punto y aparte”.

Por otra parte, Astudillo Flores informó que este domingo instruyó enviar a Gabriel Quadri de la Torre facsímiles de Los Sentimientos de la Nación, del Acta de Independencia y de la Abolición de la Esclavitud en México firmadas en Chilpancingo, documentos que muestran la gran aportación de Guerrero, luego de que el ex candidato presidencial de Nueva Alianza culpó a estados del sureste de no permitir el desarrollo y ser “una carga” para el país. (Quadratín Guerrero)