*Mario Castellanos utiliza objetos de metal duro y frío, “dotándolos de vida propia” para luego moldearlo en figuras orgánicas.

Londres, Reino Unido, 18 de octubre de 2016

Mario Castellanos

Mario es un trabajador metalúrgico de Oaxaca. Trabaja con técnicas tradicionales de forja. Está interesado en las cualidades táctiles de su material, tomar una pieza de metal duro y frío, darle vida suavizándolo con calor y manos, luego moldeándolo en formas orgánicas.

Mientras estuvo en el Reino Unido, Mario trabajó en Smith Whinney Designs en Banbury, donde pudo usar la fragua para hacer sus esculturas. También hizo una semana en la Fundición Lockbund, donde aprendió a moldear, bronce y cera de abejas.

Castellanos se forma en el oficio de la herrería por herencia familiar y consagra en arte las técnicas de trabajo del hierro al encontrar inspiración en la posibilidad de moldear tal elemento.

Exhiben obra de artistas oaxaqueños en el reino unido

 

Para Castellanos, la imagen de la fragua envuelta de aperos, fuego y centellas, es un hecho trascendente por la aptitud de moldear un material tan poderoso como el hierro. Su oficio crea de tan bruto elemento un material manipulable que se rinde ante la fuerza del herrero cuando logra inventar infinitas formas con él. Así, plasma en sus creaciones escultóricas la dureza que significa el trabajo y la persona del herrero; exhibiendo las formas, texturas y colores más puras y ásperas de su materia prima predilecta, para transmitir la potente relación del hierro con su forjador.

Castellanos dirige la ductilidad del metal a diversas figuras y formas geométricas dotadas de movimiento para asentar, mediante lo esquemático y abstracto, que el hierro es, por la voluntad del herrador con el fuego y el mazo, un material que no se pierde del destino natural de todas las cosas; pues a pesar de su rigidez esencial está en constante cambio.