Otro País Noticias, México, 7 de febrero.- Dos niños reporteros de la emisora infantil Radioaventureros protagonizaron este jueves parte de la rueda de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, al preguntarle sobre las desapariciones de niños y la fuga de cerebros de mexicanos talentosos al exterior.

“A ver, los niños. ¿Son reporteros?”, dijo el mandatario al dar la palabra a los dos menores, que estaban sentados en segunda fila de la conferencia matutina y vestidos con camisetas azules con el logotipo de su radio infantil.

Fernando David, de unos 12 años, respondió al presidente que sí es reportero y que lleva dos años investigando el incremento de desapariciones de niños en el país, por lo que interrogó al mandatario sobre la “estrategia” del Gobierno para “detener” la problemática.

López Obrador admitió que la cifra de desapariciones en el país, 40.000 en los últimos 10 años, es un “horror” que “nunca jamás debe volver a suceder” y anunció que no va a permitir “que el Estado desaparezca a ningún ser humano” ni que “haya bandas de delincuentes”.

“Todos tenemos que cuidar, como ustedes, y les felicito, para estar pendientes que no haya desapariciones”, dijo el presidente mexicano a los dos niños reporteros.

Posteriormente, Eitan, de la misma edad que Fernando David, agradeció al presidente que atendiera sus cuestiones y le preguntó sobre la estrategia del Gobierno para evitar que “muchos jóvenes con mentes brillantes” tengan que dejar México para buscar trabajo en el exterior.

“El programa de becas se va a mejorar para los que estudian maestrías, doctorados, para los que se dedican a la investigación científica, a la innovación. Van a tener posibilidades amplias para que puedan aportar sus conocimientos al desarrollo del país”, señaló el presidente.

En su página web, Radioaventureros se define como “la radio infantil para niños hecha por niños”. En la emisora se han entrevistado a personalidades como la escritora y periodista mexicana Elena Poniatowska.

Asimismo, López Obrador recordó que nombró al frente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a una científica, María Elena Álvarez-Buylla, un puesto que antes era ocupado por “profesionales no necesariamente especializados”. (EFE)