*Poco antes, Kavanaugh se declaró “inocente” de las acusaciones en su contra por parte de tres excompañeras de escuela preparatoria y universidad.

Otro País Noticias, Washington, 27 de septiembre de 2018.- El presidente Donald Trump salió hoy al paso de la histórica comparecencia legislativa de su nominado a la Suprema Corte, Brett Kavanaugh, y de su acusadora Christine Blasey Ford, para respaldar al juez y exigir a los republicanos votar por su confirmación.

“Soy inocente”, dice juez nominado por Trump a punto del llanto

“El juez Kavanaugh mostró a América por qué lo nominé. Su testimonio fue poderoso, honesto y fascinante. La estrategia de búsqueda y destrucción de los demócratas es una desgracia… El Senado debe votar”, escribió Trump en Twitter después de la maratónica jornada legislativa.

El Comité Judicial del Senado tiene previsto someter a votación el nombramiento de Kavanaugh y llevarlo al pleno el martes de la próxima semana para su ratificación

Poco antes, Kavanaugh se declaró “inocente” de las acusaciones en su contra por parte de tres excompañeras de escuela preparatoria y universidad, acusó a los demócratas de destruir su vida, sugirió que fue una conspiración inspirada por los Clinton y calificó el proceso como un “circo”.

Durante una comparecencia ante el Comité Judicial del Senado, donde parecía estar a punto de llorar en varios momentos, Kavanaugh salió al paso de las acusaciones en su contra hechas momentos antes por la doctora Christine Blasey Ford en el mismo sitio.

Se ríen de Trump en la ONU al exagerar “logros” de su gobierno

“Categórica e inequívocamente, niego las acusaciones contra mí por parte de la doctora Ford. Nunca tuve un encuentro sexual o físico contra la doctora Ford”, sostuvo Kavanaugh, en un tono desafiante.

“No estoy cuestionando que la doctora Ford haya sido atacada sexualmente por otra persona en algún lugar en alguna ocasión. Pero nunca le he hecho eso a ella ni a nadie. Soy inocente de esta acusación.”, aseguró.

Antes, Blasey Ford acusó bajo juramento a Kavanaugh de intentar violarla en compañía de uno de sus amigos en el verano de 1982.

La doctora en psicología de la Universidad de Palo Alto, California, dijo que el ataque sexual del que fue víctima “alteró drásticamente” su vida y durante mucho tiempo estuvo demasiado atemorizada para contar su historia.

“Estoy aquí no porque quieres estarlo. Estoy aterrorizada. Estoy aquí porque creo que es mi deber cívico decir lo que ocurrió mientras y yo estábamos en la escuela preparatoria”, expresó la mujer ante los senadores, con voz entrecortada.

A pesar de las presiones demócratas para demorar el proceso, los republicanos buscan confirmar a Kavanaugh antes de las elecciones del 6 de noviembre, con un voto por el Comité este viernes y el voto final en el pleno del Senado la próxima semana. (Notimex)