*El candidato presidencial acusa a su opositor panista de evadir su responsabilidad en sus inexplicable patrimonio


Otro País Noticias, México, 5 de marzo (Notimex).- El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, pidió al aspirante panista Ricardo Anaya Cortés no esconderse y asumir las consecuencias de vivir como un magnate.

En entrevista al término de su reunión con integrantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos en el Club de Industriales cuestionó si un servidor público con 39 años de edad puede tener el patrimonio de Anaya.

Al respecto, el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza advirtió que si el candidato presidencial panista tomó malas decisiones que las asuma. “Como se dice de manera ordinaria: que no sea rajón”.

Ante el llamado de Anaya Cortés al Ejecutivo federal para no intervenir en el proceso electoral, Mueade Kuribreña comentó que lo que habría que pedirle a Anaya es que él saque las manos de sus propiedades inmobiliarias.

“La verdad es que la forma de hacer política en México, y parte de lo que nos ha lastimado mucho como país es cuando vemos a políticos que viven por arriba de sus ingresos y cuando vemos a políticos haciendo negocios”, expresó el aspirante priista.

Recordó que él ha sido cinco veces secretario de Estado y su patrimonio es público y por 20 años ha entregado declaraciones patrimoniales. “No tengo plantas industriales, no tengo fundaciones que hacen negocios inmobiliarios, no tengo 62 viajes al extranjero para hacer visitas de ninguna índole”.

Por ello, insistió en que cada quien tiene que hacerse cargo de sus decisiones y cuando la gente hace negocios desde el gobierno, tiene que estar dispuesto a rendir cuentas sobre esos negocios y no puede echarle la culpa de sus decisiones a ninguna otra instancia.

En su opinión, Ricardo Anaya tomó malas decisiones y de eso no le puede echar la culpa a nadie. “Nadie lo obligó a vivir por arriba de los medios, nadie lo obligó a venderle su patrimonio a factureras y nadie lo obligó a adquirir un patrimonio que estaba más arriba y por encima de lo que había generado de ingresos”.

Advirtió que los datos de los bienes y modo de vivir de Ricardo Anaya son incontestables, duros y lamentables, bien preocupantes. “Esto no lo descubrimos ayer, si la familia vivía en Atlanta hace años, la fundación es viejísima, la información de que compró una planta industrial salió en los medios y en nada de eso tuvieron absolutamente nada que ver las autoridades”.

Meade señaló que el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Procuraduría General de la República (PGR) tienen que hacer su trabajo.

“El que cometió un ilícito que lo pague. En donde veamos un servidor público que robó, hay que actuar, en donde veamos a un político que vive por arriba de sus ingresos, hay que actuar”.

¿Debiéramos de preocuparnos? Sí, y debiéramos de no escondernos atrás de absolutamente ningún pretexto para justificarlo, expresó José Antonio Meade, quien ironizó: “Así no se hace política, Ricardo”.