*Ofrece un gobierno aliado del campo, en mitin organizado por la CNC

De la redacción con información de Notimex

Otro País Noticias, Ciudad de México, 8 de abril de 2018.- El candidato a la coalición Todos por México, José Antonio Meade, afirmó que de llegar a la Presidencia mantendrá las pensiones a ex presidentes.

“Es el respeto al Estado de derecho dignificar al que con su gestión le entregó al país vida y certeza”, dijo.

A pregunta expresa de si mantendría las pensiones a ex presidentes, el candidato respondió: “Sí”.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y protección de Datos Personales (INAI), el costo anual bruto estimado de los ex presidentes asciende a 231 millones 834 mil 550 pesos.

De ese monto, 14 millones 122 mil 635 pesos corresponden a un salario anual para la viuda de José López Portillo, la de Miguel de la Madrid, así como para los ex mandatarios Luis Echeverría, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón.

De gira en Veracruz, en un mitin en Ciudad Cardel, Meade se comprometió a ser el mejor aliado del campo, de su seguridad, avance, sus trabajadores, mujeres y jóvenes.

Durante la actividad Pacto por el Campo, el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza aseveró que de ganar las elecciones del 1 de julio próximo su gobierno será el de las reformas y dignificación de este sector productivo.

Reconoció que el campo es, ha sido y será la fuerza de México, por ello manifestó su confianza en que triunfará en el proceso electoral con el apoyo de las mujeres, hombres y jóvenes del sector agrícola.

Ante integrantes de la Confederación Nacional Campesina (CNC), que comprometieron su voto por el candidato, Meade subrayó que de llegar a la Presidencia de la República su gobierno será de reformas, tecnificación y modernización del campo, al que dará seguridad social, educación, salud, vivienda, recreación, deporte y cultura.

Pidió el apoyo de los campesinos para que el 1 de diciembre próximo sea su presidente, posición desde la que se propone crear ventanillas únicas, que los apoyos y créditos sean oportunos, efectivos, suficientes y con reglas sencillas y perdurables.

Se comprometió a reestructurar a dependencias del rubro como las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como la banca de desarrollo.

Otros compromisos que hizo son dar al agua tratamiento de seguridad nacional, fomentar la producción de alimentos en el traspatio para fortalecer la economía de las familias campesinas y crear un seguro contra daños y contingencias climatológicas que incluya uno de vida para cada productor.

Acompañado de su esposa Juana Cuevas, el abanderado se comprometió a poner orden en la comercialización, acercando al productor con el consumidor, eliminando etapas y “coyotes”, así como focalizar el programa de subsidio al diésel para que el beneficio le llegue de verdad al pequeño productor.

Resaltó que México está unido y listo para los retos que tiene por delante, e invitó a las mujeres del campo a que salgan a hacer campaña, que digan en su familia y en su ejido que la suya es la mejor opción “Yo mero soy el que más les conviene”, dijo.