*La organización difundió hoy su Índice de Pobreza Multidimensional 2018, que mide factores como la salud, la educación y el nivel de vida.

Otro País Noticias, Naciones Unidas, 20 de septiembre (EFE).- La mitad de las personas que viven en la pobreza en todo el mundo son menores de 18 años, según estimaciones presentadas hoy por Naciones Unidas.

La organización difundió hoy su Índice de Pobreza Multidimensional 2018, un análisis que además de los ingresos tiene en cuenta factores como la salud, la educación y el nivel de vida.

El estudio abarca 104 países, predominantemente de ingresos medios y bajos, donde la ONU calcula que hay unos 1.300 millones de ciudadanos que viven en la pobreza, aproximadamente una cuarta parte del total de la población de esos Estados, que a su vez representan casi tres cuartas partes de la población mundial.

De esos 1.300 millones de pobres, un 46 por ciento sufre “pobreza severa”, según los estándares de Naciones Unidas.

Además, del total, 662 millones son niños y niñas, “toda una nueva generación” que vive “atrapada en la pobreza”, según destacó en una conferencia de prensa Achim Steiner, el administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En 35 de los países analizados, la mitad de todos los menores están en situación de pobreza, según el estudio.

En su presentación, los responsables del informe destacaron que pese al alto número de personas que siguen en la pobreza, el mundo está logrando progresos muy importantes.

Como ejemplo, destacaron que solo en la India 271 millones de personas han conseguido escapar de la pobreza multidimensional en los últimos 10 años.

Ahora mismo, los ciudadanos en esa situación se concentran principalmente en dos regiones: África Subsahariana, donde el 58 por ciento de la población es pobre, y Asia Meridional, donde ese porcentaje supone el 31 por ciento.

Como comparación, en Europa y Asia Central la pobreza multidimensional afecta únicamente a un 2 por ciento de los habitantes.

El estudio advierte además que en el mundo hay otros 879 millones de personas que corren riesgo de caer en la pobreza en caso de conflictos, enfermedades, sequías, desempleo y otras crisis.

Frente a los tradicionales datos de pobreza, que se fijan en los ingresos diarios con los que cuentan las personas, el concepto de pobreza multidimensional empleado por Naciones Unidas pretende analizar si los ciudadanos experimentan o no, y de qué forma, la pobreza en su vida cotidiana, teniendo en cuenta factores como la nutrición, el acceso a agua potable o la escolarización.