El alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, calificó el plan de Trump como un truco político destinado a obtener apoyo antes de las elecciones estadounidenses de noviembre.

Foto: Jose Luis Gonzalez / Reuters

Por José Luis González

Reuters. Ciudad Juárez, México. 20 de agosto de 2020.- Funcionarios mexicanos y residentes de ciudades fronterizas criticaron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su amenaza de imponer un impuesto a los automóviles que cruzan hacia Estados Unidos para financiar su emblemático muro fronterizo.

El alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, calificó el plan de Trump como un truco político destinado a obtener apoyo antes de las elecciones estadounidenses de noviembre.

“Fue un tema que le dio votos en la elección anterior y que ahora lo está usando de manera desesperada nuevamente para intentar conseguir estos votos”, dijo el miércoles Cabada. Juárez, en el estado mexicano Chihuahua, hace frontera con El Paso, Texas.

Alrededor de 73 millones de vehículos personales cruzaron de México a Estados Unidos el año pasado, según cifras oficiales de las autoridades estadounidenses, un promedio de 200,000 autos por día.

En un discurso en Yuma, Arizona, el martes, Trump afirmó que México está pagando “100%” por el muro. “Van a pagar en la frontera (…) los autos pasan. Vamos a hacer un peaje”, dijo.

Héctor Escobedo, residente de Ciudad Juárez, acusó a Trump de tergiversar el plan, que también le afectaría a él por ser estadounidense. “Muchos somos ciudadanos americanos que vivimos aquí en México y cruzamos casi todo los días. Nos estaría cobrando a nosotros mismos”, dijo.

Los miles de mexicanos y ciudadanos con doble ciudadanía que se trasladan a diario al país vecino incluyen trabajadores esenciales que ayudan a que los hospitales estadounidenses sigan funcionando en medio de la pandemia.

Durante su discurso del martes, Trump también reiteró sus amenazas anteriores de gravar las remesas enviadas por millones de mexicanos que viven en Estados Unidos a sus familiares en casa. México recibió 3,540 millones de dólares en remesas en junio, el segundo nivel más alto desde que comenzaron los registros en 1995.