*Advierte que las dinámicas de crecimiento no cambiarán significativamente.

De la redacción

Otro País Noticias, México, 4 septiembre de 2018.-A menos de tres meses del cambio de gobierno, la calificadora de deuda Moody´s consideró que no existe claridad sobre la forma en que la administración del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pueda introducir cambios en la política económica.

“No está claro cómo es que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, podría cambiar la política económica, pero las dinámicas de crecimiento económico no cambiarán significativamente”, apuntó Felipe Carvallo, analista de Moody’s y coautor de un reporte sobre el sistema bancario mexicano publicado este martes.

La firma especializada consideró que, en términos del sistema financiero y bancario, una negociación exitosa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) desencadenará un alza en la demanda de créditos e inversión e impulsará la dinámica económica.

En ese sentido, apuntó que la perspectiva para el sistema bancario de México es estable, con base en expectativas que los acreedores continuarán mostrando fundamentales sólidos y que los riesgos del entorno operativo están mermando.

El reporte titulado, “Banking System Outlook–México” destaca la buena calidad de activos del sistema bancario al tiempo que muestra una fuerte rentabilidad y colchones de capital.

La calificadora espera que al producto interno bruto (PIB) de México crezca 2.3 por ciento este año y 2.5 por ciento en 2019, en ambos casos tasas superiores a la de 2 por ciento en 2017.

La calidad de activos en el sistema bancario se mantiene robusta, como lo evidencia una cartera vencida de apenas equivalente a 2.2 por ciento de la cartera total de créditos a junio de 2018, a pesar del ligero incremento en el segmento de consumo.

Un mayor deterioro de la cartera será manejable debido a la generación prudente de préstamos y la buena cobertura de las reservas para pérdidas crediticias, mientras que la menor inflación reducirá los riesgos del crédito al consumo. En el caso cada vez menos probable de una cancelación del TLCAN, los bancos tienen exposiciones limitadas a industrias exportadoras que pudieran afectarlos de manera negativa.

“Los bancos continuarán registrando una rentabilidad robusta y sólidos colchones de capital, lo cual los protegerá contra un deterioro en la calidad de activos”, comentó Georges Hatcherian, analista de Moody’s y también co-autor del reporte.

Las utilidades continuarán apoyadas por las altas tasas de otorgamiento y el acceso a depósitos de bajo costo, lo cual ayudará a los bancos a absorber sus elevados costos crediticios.

La semana pasada, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores reportó que, a julio pasado, los bancos que operan en México generaron utilidades récord por 89 mil 133 millones de pesos, cantidad que superó en 14.72 por ciento, nominal, a las del mismo periodo de 2017.

–Con información de La Jornada.