*Crear es sentir la vida, oponerse a la muerte, es ser uno mismo no otro, encontrar aquella paz y amor que te da la vida. 

Alejandra Campos

La neurosis es una enfermedad asociada con un estado negativo, definido también como un estado emocional  caótico de una persona que en su interior explota y lo lleva hacia el exterior.

Los psicólogos han relacionado esta patología, con aspectos afectivos, y dan ejemplos en personas que piensan demasiado y en forma negativa. 

En la enfermedad mental existen aspectos importantes que la definen, la falta de comunicación con uno mismo y con los otros, la enajenación y la irrealidad.

La neurosis se instala generalmente, durante los primeros años de vida, la carencia de seguridad y amor que son necesarios en la infancia y  fundamentales para una salud mental en un individuo, pueden desencadenar relaciones insanas, de igual manera, las experiencias de acontecimientos traumáticos pueden desatar esta patología. Cada neurótico surge por un incidente, una circunstancia, un acontecimiento, o el conjunto de muchos de ellos. La educación también puede ser un factor de riesgo; al niño se le limita, se le moldea o se le impone, con el afán de cumplir un buen comportamiento, con estándares sociales o la educación, pero lo que no se dice de esta “normatividad” es que puede ser inhibitoria, el niño quiere expresarse, elegir, decidir, ya sea bueno o malo, inteligente o estúpido, sin embargo el adulto en su afán de controlarlo y de imponer su autoridad, “educar” puede llegar a frenar su creatividad y muchas veces a destruirla. El equilibrio entre poner límites, crear un buen comportamiento de forma amorosa es la solución.

Podríamos afirmar que un ser creativo y un neurótico tiene características similares ya que ambos van por caminos muy cercanos. 

El creativo es alguien que ve la vida de forma original, no influenciada por aquellos que se rodea ni deformando su visión habitual, sin dejarse influir por los demás. Al final desarrolla un estado fantasioso pero que no lo alejan de la realidad, es un estado original de la vida que lo rodea, es una forma diferente de interpretarlo, crea mundos que no existen pero se asemejan con la vida y los exterioriza quiere que la gente vea, palpe, escuche, sienta de una manera diferente 

El neurótico es aquel que deforma su realidad por solidaridad hacía sí mismo, pues no tiene la comprensión amorosa o no aprendió a sentir esa fraternidad de la gente que lo rodeó, entonces ocurre que empieza inventando una forma de realismo fantástico, creando alucinaciones personales que los demás suelen ignorar, alucinaciones que intenta convertir en realidad, empeñando su esfuerzo en lograrlo, por lo que su conducta se ve afectada y la “normalidad” que pudiera mostrar como persona. También hay personas que logran disimular mucho su estado neurótico, que sólo conociéndolos a fondo o a través de terapias, es posible conocer su estado. 

La neurosis tiene orígenes con la autoridad, el hecho de que el niño obedezca es algo que no entiende en su pequeña inmadurez, no alcanza a entender los límites de sus actos de lo que conllevaría hacer tal o cual cosa, entonces empieza a luchar con los padres o familiares, empieza a verlos con enojo ya no son los que fueron mientras había risas y mimos, empiezan las confrontaciones, el odio, la guerra, si la conducción de los adultos no suele ser la más adecuada, esa forma de lucha conducirá la derrota de alguien y el triunfo de otro. Está comprobado que a nadie le gusta obedecer. Por desgracia la sociedad y la cultura están fundadas en la obediencia es algo que podemos notar que ello está fundado desde el reino animal, desde el instinto y la selección natural. Aunque en los seres humanos muchas veces estas formas de obediencia también son irracionales porque están sujetas a normatividades sociales y convencionalismos, lo que hace que los infantes no quieran obedecer algo que no les gusta, no les sirve, no entienden. Sólo obedecerá por medio del castigo, la fuerza, el temor o la amenaza y aún peor el niño no podrá mostrar odio y sobretodo cólera porque volverá a ser castigado por ésta y por aquello sumándose así el ejercicio de la autoridad ello originará una cólera que con el tiempo tendrá que reprimir entre sea más fuerte el castigo y la falta de comprensión del adulto

 En cierta forma, el creativo y el neurótico, se asemejan, quieren ser escuchados, vistos, tomados en cuenta, las diferencias estriban en la profundidad de los motivos por los que quieren ser atendidos, uno por el placer de comunicar y mostrar su obra, le gusta que los admiren, le gusta que disfruten al igual que él, su arte, él otro por la carencia afectiva, y el dolor de las heridas que arrastra a lo largo de su vida.

La existencia de las diversas manifestaciones sobre un problema de salud mental, como las fobias, narcisismo, celotipia, paranoia entre muchas otras origina un grado de neurosis.  

 Estas condiciones, neurosis y creatividad, tienen diferencias pero también similitudes, distintas formas y objetivos de externar, un ejemplo que viene al caso; el neurótico falsea sus pensamientos, sentimientos, emociones, y razón. Presenta una actuación falsa, no muestra su verdadera identidad y quiere así ser visto. Un actor, un escritor de teatro, cine o literatura hace lo mismo, neurótico y artista tienen el mismo papel, sólo que el neurótico lo hace de manera enfermiza y el actor está consciente que es parte de su quehacer artístico, no engaña, muestra personajes que no le pertenecen para cultivar a una sociedad, el otro, el neurótico engaña actúa negativamente para algo más que llamar la atención, para que le amen a fuerza, oculta su verdadero yo.

Crear es sentir la vida, oponerse a la muerte, es ser uno mismo no otro, encontrar aquella paz y amor que te da la vida, la naturaleza, la humanidad en equilibrio y voltear la vista atrás para abandonar aquello que te mantiene en estrés, en el caos mental y  la inquietud enfermiza por querer ser reconocido y siendo otro, la mejor batalla es la que se gana en la tranquilidad de “vivir y  ser”  más que “obtener y triunfar”, ¡vivamos la vida con amor y sentido creativo, construyendo la paz!