Otro País Noticias, Ciudad de México, 6 de mayo de 2019.- El líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, negó que la marcha de ayer contra el presidente Andrés Manuel López Obrador en 10 entidades de la república haya sido respaldada por su organización política.

“La marcha que vimos el día de ayer fue una marcha de la sociedad. Nosotros ahí no participamos como dirigencia del Partido Acción Nacional, hubo mexicanos que simpatizan con cualquier proyecto político, expresaron libremente lo que creían, lo que pensaban, lo que quisieron decirle al presidente de la República”, subrayó.

En entrevista afirmó que fue una marcha convocada por la sociedad, en la que los mexicanos le dijeron al gobierno: “Ya basta. Toma buenas decisiones, danos seguridad y corrige el rumbo en materia económica”.

Sostuvo que también fue un recordatorio para el presidente de la República de que fue electo sólo por una tercera parte de los mexicanos y resaltó que incluso en varias encuestas su aprobación empieza a caer debido a sus pésimas decisiones en materia económica y en seguridad.

Cortés Mendoza señaló que debemos apostar a que le vaya bien al presidente para que le vaya bien a todos los mexicanos, pero debe asumir que gobierna para todos y no sólo para quienes votaron por él. Acción Nacional, dijo, será contrapeso y una oposición inteligente.

“Una oposición que propone soluciones, una oposición que genera alternativas, una oposición que señala con valor y decisión todo aquello en lo que no coincide, una fuerte oposición, una clara oposición, pero también constructiva, como siempre lo ha sido Acción Nacional”, destacó.

Aseguró que ese rol se adoptará en los 11 gobiernos estatales y más de 400 municipales de Acción Nacional, porque es ahí donde se deben dar resultados a la gente y a la vez ser una oposición firme, clara e inteligente.

El dirigente panista aseguró que su partido está dando la batalla en Baja California y en Puebla, a pesar de la estrategia montada desde el gobierno de la República para usar los programas federales en favor de los candidatos de Morena.

Por lo que respecta a las presidencias municipales en disputa, destacó que “vamos a ganar las tres, traemos buenos números, traemos buenos datos; vamos a ganar Aguascalientes, vamos a ganar Durango y vamos a ganar Mexicali”.

Por otra parte, el líder panista le dio la razón al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que recibió un país que ya estaba mal, aunque advirtió que “ahora las cosas están peor”.

Por eso ganó la Presidencia de la República, porque las cosas no estaban bien, “pero su compromiso fue corregirlas. Lamentablemente, a partir de la llegada de López Obrador, las cosas se han descompuesto aún más”, expuso en entrevista.

“El problema es que a partir de su llegada pasamos de mal a peor. Hoy las cosas están muy mal, con datos oficiales, con más ejecuciones, más feminicidios, más robos en negocio, más robos de auto. Los datos a partir de la llegada de López Obrador se han venido complicando más, crecieron los índices de violencia en México”.

El dirigente panista admitió que no piden que la inseguridad se resuelva “de la noche a la mañana”, pero el problema es que se está agravando, “no sólo no lo está resolviendo sino aun lo está complicando más”.

“Vemos un México violento, vemos que se están disparando todos los indicadores, lamentablemente, y en materia de seguridad también vemos con tristeza que hoy no hay rumbo a pesar de que ya se aprobó la Guardia Nacional”, sentenció.

El político michoacano enfatizó que llegó la hora de que el gobierno de la República deje de echar culpas y asuma su responsabilidad y nos dé resultados en materias de seguridad y económica. (Notimex)