Clausura foros para la pacificación y asegura que su primer compromiso es “no ordenar nunca la represión a los ciudadanos”

Foto: Notimex

Plantea ocho compromisos en seguridad y justicia, que incluyen justicia en el caso Ayotzinapa y liberación de presos políticos

Otro País Noticias, Ciudad de México, 24 de octubre de 2018.- El próximo gobierno federal se compromete a no apostar por la guerra para lograr la paz en el país, afirmó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien garantizó que nunca ordenará la represión a los ciudadanos.

Durante la clausura de los Foros Escucha para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, donde recibió los resultados de este ejercicio, dijo que se puede garantizar la paz y tranquilidad en el país sin el uso extremo de la fuerza.

Expuso que el problema de inseguridad se debe combatir desde diferentes ámbitos, como el social y económico, por lo que una de sus primeras acciones será generar oportunidades y empleos para los jóvenes, a fin de que no se sumen a las filas de la delincuencia.

Al enlistar ocho compromisos en materia de seguridad y justicia, aseveró que el jefe del Ejecutivo federal es el principal responsable, ante una situación de inseguridad y de violencia, por ello su primer compromiso es “no ordenar nunca la represión a los ciudadanos”.

El segundo es atender las causas que originan la violencia, entre ellos el estancamiento económico, de ahí la importancia de cambiar la política neoliberal, atender a los jóvenes, reactivar la economía y que haya bienestar económico.

En el evento realizado en el Archivo General de la Nación, añadió que otro de los compromisos es que los policías, marinos y soldados se formen en el respeto a los derechos humanos y que tengan como base la regulación en el uso de la fuerza, así como la protección y defensa de derechos humanos.

En este sentido, reveló que antes de decidir quiénes serían los secretarios de la Defensa y de la Marina, solicitó varias indagatorias, entre ellas a la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre el comportamiento de los generales y almirantes en activo.

Abundó que con base en los resultados decidió quiénes ocuparían los cargos, porque cuidó que no hubiera recomendaciones sobre su labor, y adelantó que de esa forma se actuará en adelante.

Tras recordar que en su gira de agradecimiento por el país muchas madres se acercaron a él para plantearle la desaparición de sus hijos y que aprendió a escuchar, “a quedarme callado, a que se desahogaran”, afirmó que se garantizará el derecho a la atención a víctimas, para acompañarlas y apoyarlas.

Ante ello recordó que hizo el compromiso de crear la comisión para conocer la verdad y hacer justicia en el caso de los estudiantes normalistas desaparecidos en Iguala, por lo que irán a fondo para conocer la verdad y que haya justicia.

En el sexto punto, dijo que trabajan para que desde el inicio de su administración se emita el decreto para la liberación de presos políticos y luchadores sociales, por lo que solicitó a la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, trabajar en ello, aunque se analizará cada caso.

Como séptimo compromiso planteó que las organizaciones de defensa de derechos humanos de la sociedad civil y de la ONU ayuden como observadores permanentes en la actuación del próximo gobierno para garantizar los derechos humanos, y reiteró su respeto a la autonomía de la CNDH y acatamiento a sus recomendaciones.

Asimismo, planteó crear un consejo permanente que permita ir hacia la reconciliación y conseguir la paz, a partir de la creación de consensos y escuchando a todos, a las víctimas, “estamos iniciando este proceso y necesitamos la participación de todas, de todos”.

En este marco, el presidente electo agradeció al nuncio apostólico en México, Franco Coppola, e hizo un reconocimiento al papa Francisco por su solidaridad y apoyo al decidir acompañar en el proceso de pacificación del país.

Previamente, el nuncio apostólico leyó una carta del papa en la que agradece la invitación al proceso de escucha y diálogo para la paz y la reconciliación de México, lo felicitó por el resultado en las elecciones presidenciales, y manifestó que la iglesia está comprometida con México para la paz y justicia. (Notimex)