Otro País Noticias, Caracas, 26 de septiembre de 2017 (Notimex).- La oposición venezolana rechazó hoy reanudar las conversaciones con el gobierno del presidente Nicolás Maduro previstas para mañana en Santo Domingo, en búsqueda de una salida pacífica a la crisis del país.

La oposición dijo que unas condiciones exigidas para la cita de mañana en República Dominicana no fueron cumplidas, por lo que ninguno de sus representantes viajará.

El jefe de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (Congreso) y miembro de la misión opositora, Luis Florido, informó en una rueda de prensa que el diálogo requiere el cumplimiento de condiciones previas por parte del gobierno.

Ambas delegaciones se reunieron el 14 de septiembre en Santo Domingo, donde acordaron regresar al diálogo este 27, tras acordar con un grupo de países amigos compuesto por México, Chile, Bolivia y Nicaragua.

En el escenario previo a la cita de mañana se agudizaron las diferencias, ya que Maduro pidió a la oposición reconocer la Asamblea Constituyente, un órgano dominado por el chavismo que reclama tener poderes plenipotenciarios.

A la vez, la oposición insistió en sus condiciones para continuar el diálogo: la liberación de políticos presos, un cronograma electoral de los próximos comicios hasta las presidenciales de fines de 2018, una solución a la crisis de escasez de alimentos y medicinas y respeto a la Asamblea Nacional, dominada por una mayoría opositora.

Maduro confirmó el lunes en la noche que la delegación del gobierno estará puntualmente en Santo Domingo para retomar el diálogo.

“Un proceso de exploración es crear las condiciones serias para una negociación. Hemos procurado construir las condiciones a la fecha de hoy, pero los requisitos para iniciar el proceso en República Dominicana no están dados y el gobierno no ha cumplido con los requisitos previos”, señaló Florido.

Asimismo, dijo que la reunión de este 27 de septiembre había claras condiciones que el gobierno no cumplió.

“Aún no están dadas las condiciones para iniciar un proceso en República Dominicana y por ello no vamos a estar allí presentes. Tenemos que entender que esto es serio, pero queremos hacer esto bien y no estamos apurados”, recalcó.

Señaló que al gobierno le corresponde dar muestras de que quiere avanzar en las conversaciones, por lo que pidió cumplir las condiciones.

Al respecto, dijo que la oposición espera que en los próximos días se cumplan algunas de las exigencias, a fin de fijar una nueva cita.

Maduro informó que su delegación estará puntual en Santo Domingo, para insistir en las conversaciones. La misión estará presidida por los dirigentes del oficialismo, los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, a los que se sumará el ministro de Educación, Elías Jaua, uno de los representantes de la línea dura del chavismo.

En días recientes, Maduro acusó al líder de la Asamblea Nacional y jefe de la delegación opositora, Julio Borges, de armar un supuesto complot con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para asesinarlo.