El obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria (México), Antonio González Sánchez, fue criticado luego de que declarara en plena misa que no lleva mascarilla porque no tiene miedo de contagiarse.


“Para mí, a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios”, expresó el obispo.
El obispo también expresó su deseo de “pronto poder ver” a los feligreses “sin esa cosa que traen en su cara”. “Yo entiendo que a lo mejor mañana estoy enfermo porque no soy inmune a nada. Pero, así como me ven mi rostro, ando así porque confío mucho en Dios. Piénsenlo, no les voy a pedir que se lo quiten”, subrayó González Sánchez.

Las declaraciones del clérigo generaron una oleada de indignación en las redes. “Que salga a todas partes sin mascarilla y que no siga protocolos de bioseguridad para demostrar su confianza en Dios”, comentó un usuario de YouTube. “Qué persona tan nefasta e irresponsable, una cosa es que el no confié y otra muy distinta que ande predicando no hacerlo, la mayoría de la gente es muy influenciable y tiende a hacer lo que las figuras que admiran hacen”, expresó otro internauta.

México es el tercer país del mundo con más muertes por el COVID-19. Hasta la fecha, más de 170.000 mexicanos fallecieron a consecuencia del coronavirus. En lo que respecta al uso de mascarillas, es parte de una estrategia integral de la Organización Mundial de la Salud para frenar la propagación del coronavirus.