Desde 2014, cuando regresó de su estancia en la Universidad de Harvard, Felipe Calderón Hinojosa se montó en la escena pública. Se erigió en crítico político y altruista en contra del cambio climático. Sin embargo, su activismo se vio oscurecido porque las miradas voltean hacia su pasado, cuando fue Presidente. Está viva la posibilidad de que su nombre aparezca en la denuncia en contra de Genaro García Luna, detenido en Nueva York por delitos de narcotráfico.

Por Linaloe R. Flores

Fuente: SinEmbargo

Mientras en México se discute llevar a juicio político y penal a los exprimeros Mandatarios, tres episodios exhiben los pendientes cruciales en la administración calderonista en los que se perdieron miles de millones de pesos y se reservó información sin que jamás se hayan rendido cuentas.

Ciudad de México, 7 de septiembre (SinEmbargo).- El derrumbe de una planta de vacunas, el fraude en la vacunación de indígenas, sobreprecios en los festejos del bicentenario y el misterioso diagnóstico del país tras la guerra en contra del narcotráfico son episodios del Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa que fue de 2006 a 2012, y sobre los cuales jamás se ha rendido cuentas.

Documentos públicos que hoy pueden ser consultados en los archivos de transparencia dan cuenta de pérdidas de más miles de millones de pesos en los años en que gobernó el político michoacano a quien el Instituto Nacional Electoral (INE) le negó el registro de su organización “México Libre” por obtener recursos mediante una vía no permitida.

En los últimos años, Felipe Calderón se erigió en un crítico del Gobierno de su enemigo histórico, Andrés Manuel López Obrador. Ha señalado “mal manejo de la pandemia” y hasta ironizado por el saludo del Primer Mandatario a la mamá de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” Guzmán, en una gira por Badiraguato, Sinaloa.

Pero ese activismo se ve oscurecido.

Las miradas voltean hacia el pasado, a ese tiempo en que Calderón Hinojosa fue Presidente, porque está viva la posibilidad de que su nombre aparezca en la denuncia en contra de Genaro García Luna, detenido en Nueva York, por acusaciones relacionadas con el narcotráfico. La audiencia está programada para el 7 de octubre próximo y los fiscales sostienen que han aportado un amplio legajo en contra de quien fuera Secretario de Seguridad Pública. Mientras, en México, el grupo parlamentario del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentó una solicitud de consulta popular para llevar a juicio a los ex Presidentes de la República que “hubieran cometido delitos” durante su gestión.

Por lo pronto, los archivos arrojan pendientes que el exmandatario jamás se ocupó en aclarar y ahora, ni siquiera los alude.

¿QUIÉN VA A EXPLICAR POR QUÉ SUBIÓ Y SUBIÓ?

La celebración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, en 2010, le costó a los mexicanos tres mil 834 millones 600 mil pesos (cinco mil 862 millones 57 mil 588 pesos de ahora), más de lo que dejaría la rifa de seis millones de cachitos del avión presidencial calculada en unos tres mil millones de pesos.

Ese costo no fue previsto y varias veces, surgió la necesidad de que el gobierno aportara más dinero para los festejos de la Independencia y la Revolución que en 2010 cumplieron dos siglos, según lo que muestran los estados financieros del Fideicomiso del Bicentenario, que fue administrado por el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército).