* Un avance indudable en la capital del país con el objeto de proteger a las infanterías y descubrir la tendencia que siguen los empresarios de los medios de información.

Foto: Cuartoscuro

Por Jorge Meléndez Preciado

En periodismo se dice que las buenas noticias no son importantes, sino más bien las malas, de las que estamos todos los días atosigados. Pero hace poco se promulgó en la Ciudad de México: la Ley del Secreto Profesional y Cláusula de Conciencia para el Ejercicio Periodístico, algo que debemos: los profesionales de la tecla, los ciudadanos y hasta los empresarios que difunden información veraz, festejar sin duda.

En la nueva reglamentación se posibilita romper de parte de los reporteros la relación con el medio si este viola la dignidad “personal, profesional e independencia” de quien ejerce el oficio de dar a conocer noticias. Lo que traerá una mejor, más puntual y atinada información.

También hay amplia libertad para no revelar la identidad de las fuentes, algo que permite a los ciudadanos denunciar a quienes realicen prácticas incorrectas, sin ir a un tribunal.

Las autoridades, por cierto, no podrán revisar grabaciones, llamadas o archivos de información del trabajador. Algo que no se hizo hace 36 años, cuando asesinaron a Manuel Buendía, ya que la DFS de Gobernación llegó al despacho del columnista a llevarse documentos sensibles acerca del narcotráfico.

También, los compañeros de trabajo no podrán ser obligados a participar en la obtención de información que sea contraria a sus principios ideológicos, éticos o de conciencia y no podrán ser sancionados si no quieren participar en algo contrario a los principios anotados. Lo que amplía la libertad y secrecía en su chamba.

Asimismo, en 180 días los medios tendrán que hacer públicos sus respectivos Códigos de Ética y sus Estatutos de Redacción.

Este último caso será un avance para saber plenamente quién es quién en el mercado editorial y ver cómo trabajan la noticia que recibimos.

Un avance indudable en la capital del país con el objeto de proteger a las infanterías y descubrir la tendencia que siguen los empresarios de los medios de información.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44