Jorge Meléndez Preciado

A la “Chata” Campa y Lucero Roveglia, por sus luces permanentes

En tanto Morena entra en una horripilante contradicción: mujeres que rechazan  el aborto por ignorancia o estulticia ( las senadoras: Lily Téllez y Claudia Balderas) y la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero- que no apoyó abiertamente a Lydia Cacho- marcha a favor de las mujeres, alienta que ellas decidan acerca del embarazo, e incluso promete que deberá considerarse de otra manera el caso de las estancias infantiles- particularmente en  zonas rurales- y los refugios para mujeres violentadas, Andrés Manuel López Obrador elude, una vez más, pronunciarse a favor de que las féminas puedan decidir acerca de su cuerpo.

Contradicciones que muestran esta Cuarta Transformación, donde tenemos  de dulce, chile y manteca. Es cierto que las encuestas sitúan al ejecutivo con 80 por ciento de aceptación, pero ir decepcionando a sectores fundamentales que apoyaron el cambio, especialmente las mujeres, es gravemente peligroso. Más en tiempos donde las damas juegan un papel cada vez más importante en el cambio fundamental; en un país en el cual el 52 por ciento de la población es de hembras; donde la relevancia de quienes trabajan se ha mostrado claramente en la película Roma, de Alfonso Cuarón.

Yalitzia Aparicio, por cierto, fue oradora en la reunión de la OIT y lanzó no una provocación sino una reivindicación: es hora que las llamadas sirvientas puedan llevar a cabo  huelgas para reivindicar sus derechos. Algo claro y fundamental si uno vive en el siglo XXI, y no en el arcaísmo que entienden las señoras que han jugado para ser princesas y son únicamente objetos desechables.

Las manifestaciones en el orbe por parte de las que han cambiado el mundo, han sido impresionantes. En México hubo una que salió no del Ángel de la Independencia, sino de la Ángela de la Independencia (como lo motejan ahora las damas)  rumbo al Zócalo, la que congregó a miles de festejosas y, mejor, reclamantes. Simbolismo que muestra que la nueva hora, a pesar de crímenes y feminicidios, ha llegado. Lerdos quienes no lo entiendan.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44